Reparación | Desmantelado un taller clandestino en Elche que desguazaba coches para vender sus piezas

La Guardia Civil descubrió que las piezas de los coches dados de baja o procedentes de accidente se vendían en una tienda de recambios de segunda mano, propiedad también del acusado.

El desguace ilegal abastecía a la tienda de recambios con piezas que escapaban de todo control
El desguace ilegal abastecía a la tienda de recambios con piezas que escapaban de todo control

El propietario de un negocio de compraventa de recambios de segunda mano, situada en el casco urbano de Elche, vendía piezas de coches dados de baja, que desguazaba en un taller clandestino, también de su propiedad, ubicado en el Campo de Elche, relata el diario digital Información. El acusado se enfrenta a nueve infracciones distintas.

Tras la identificación y localización de la persona que estaba realizando dicha actividad, lo agentes de la Guardia Civil realizaron una inspección exhaustiva de los 350 metros cuadrados que ocupaba el desguace ilegal, en el que encontraron piezas de diversa índole procedentes de vehículos a motor sin matrícula, como puertas, asientos, motores, sistemas eléctricos o cableado, entre otros. Los agentes hallaron también residuos peligrosos, como aceite de motor, anticongelante y similares, y baterías usadas.

Todo ello procedente de vehículos dados de baja o de accidentes y que tenía como destino su venta como repuestos de segunda mano en la tienda de recambios, en lugar de terminar en un Centro Autorizado de Tratamiento (CAT). El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) desmanteló el negocio después de una investigación, que tuvo su origen en la nave del Campo de Elche, en cuyo exterior encontraron varias carrocerías. El simple hecho de que se usara este suelo para dicho fin ya era irregular, pues no mantenía las condiciones adecuadas para la gestión de este tipo de residuos. Según el Seprona, el local no poseía autorización ni contaba con medidas necesarias para preservar la seguridad en la realización de la actividad.

La Guardia Civil, que abrió la investigación el 21 de febrero, considera que los propietarios de los vehículos desguazados los entregaban desconociendo que muchas de las piezas iban a volver al mercado sin garantía alguna. Posteriormente, los agentes averiguaron que el presunto autor era propietario de un comercio minorista de compra y venta de recambios de segunda mano, situado en el casco urbano de Elche.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña