Chapa y pintura | Las entradas al taller de chapa se reducirán el 12% en 2025

Los sistemas Adas repercutirán muy positivamente en la caída de la siniestralidad, según TSG Conseil

Las reparaciones de chapa serán menos frecuentes pero más caras
Las reparaciones de chapa serán menos frecuentes pero más caras

El mercado de la reparación de chapa y pintura se contraerá en los próximos años debido a la disminución de la siniestralidad en el automóvil. Así lo estima la consultora francesa TCG Conseil para el mercado galo, cuyos datos son extrapolables al resto de Europa.

La consultora ha realizado un estudio, encargado por el Consejo Nacional de Profesionales del Automóvil (CNPA), que prevé una bajada del 12% en las entradas al taller de chapa en 2025, con un descenso de facturación del 3,5%, según se hace eco el medio Décision Atelier.

El estudio señala que en ese país, la siniestralidad ha descendido 15 puntos entre 2010 y 2016, tendencia que previsiblemente se mantendrá pese al aumento del parque automovilístico gracias a la irrupción de los sistemas de ayuda a la conducción. En el caso español, comparando los datos entre 2007 y 2016 de la DGT, el número de accidentes ha crecido ligeramente, pero el número de fallecidos ha descendido el 27% y los heridos hospitalizados el 14%.

TCG Conseil estima que en 2025, el 36% del parque automovilístico estará equipado con sistemas de frenado automático de urgencia, lo que traerá consigo un descenso del 15% en la tasa de accidentes. Cuando el parque la totalidad del parque cuente con este asistente, el descenso de la siniestralidad llegará al 45%.

Reparaciones más caras

Paralelamente, las reparaciones de estos vehículos serán más complejas, y por ello más caras, y el número de vehículos que no compense reparar debido a su alto coste se incrementará desde el 13% de 2016 hasta el 15,5% en 2020; mientras que las grandes colisiones descenderán del 31% al 21%.

El incremento estimado del coste por reparación es del 6%, debido a la mayor dificultad de reparar vehículos dotados de mucha tecnología, y sería aún mayor de no ser por la presión de las aseguradoras. Por su parte, el coste de cambiar una luna crecerá un contundente 35% debido a los sistemas Adas y a que los coches tendrán una mayor superficie acristalada.

En España, los datos que maneja la consultora MSI, comentados por José Miguel López en la Ruta del Taller, son de un descenso de las intervenciones de chapa y pintura del 35%, con un incremento del 20% de la facturación en mecánica y mantenimiento.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña