Electromecánica | Qué tipos de embrague existen y cómo alargar su vida útil

Conocer las funciones de estos dispositivos y sus principales características es importante para los profesionales del taller.

Existen tres tipos de embragues: los hidráulicos, los mecánicos y los electromagnéticos
Existen tres tipos de embragues: los hidráulicos, los mecánicos y los electromagnéticos

El embrague es una parte fundamental del vehículo que transmite la potencia del motor a la caja de cambios, lo cual permite separar o unir el giro del motor del coche a la transmisión, liberando así el movimiento hacia las ruedas motrices si en ese momento hay una marcha engranada.

Pero más allá de saber cuáles son las funciones de este elemento, los profesionales del taller deben conocer qué tipos de embragues hay y sus características. Por ello, Asetra publica un post en el que indica que existen tres clases: los hidráulicos, los mecánicos y los electromagnéticos.

En los primeros, la transmisión del movimiento del pedal se produce aplicando presión hidráulica, para lo cual es necesario aceite en la unión de las dos piezas principales. Por su lado, el embrague mecánico transmite ese movimiento accionando un cable.

Por lo que respecta al tercer tipo, la transmisión del movimiento se produce a partir de la acción de campos electromagnéticos.

En cuanto a la vida de un embrague, el artículo apunta que influyen factores como la calidad del dispositivo, su uso, el tipo de conducción y malos hábitos, como descansar el pie sobre el pedal, lo cual acelera su desgaste.

Además, la patronal recuerda la importancia de efectuar una conducción responsable y un mantenimiento periódico para que los sus componentes tengan una mayor vida útil .

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña