Electromecánica | Meyle presenta su disco de freno Meyle-PD de una sola pieza para BMW

Su alto contenido en carbono le permite ofrecer mayor resistencia a las altas temperaturas en el momento de frenado

La firma prevé ampliar su programa de discos de freno y conseguir una gama de 14 referencias
La firma prevé ampliar su programa de discos de freno y conseguir una gama de 14 referencias

El fabricante alemán Meyle ha reforzado su gama de discos de freno en calidad Meyle-PD con seis nuevas referencias para los modelos de BMW.

Dichos elementos, cuyos forros no contienen cobre ni metales pesados, combinan una cazoleta de aluminio con un anillo de fricción en una sola pieza de acero fundido, lo que permite aplicar al disco de freno un recubrimiento completo.

Gracias a la composición High Carbon con mayor contenido de carbono, estos dispositivos son más rígidos, con un mayor coeficiente de fricción y son más resistententes a altas temperaturas durante el frenado que los discos convencionales, momento en el que se pueden alcanzar hasta varios cientos de grados centígrados, explica la firma.

La compañía añade que todos los discos de freno Meyle-PD se prueban y certifican de acuerdo con los estándares de calidad ECE R 90, norma obligatoria desde noviembre de 2016 para los discos de freno de repuesto que deban utilizarse en vehículos nuevamente matriculados.

Por otro lado, la empresa tiene previsto ampliar su programa de discos de freno en lo que queda de año y a lo largo de 2019 con el fin de conseguir una gama de 14 referencias que cubrirá, señala la firma, más de cinco millones de vehículos BMW matriculados.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña