Electromecánica | Paso a paso para la sustitución de discos y pastillas de freno

Henkel explica las instrucciones y qué herramientas son necesarias para llevar a cabo el mantenimiento del sistema de frenado.

El paso a paso para sustituir los discos y las pastillas de freno
El paso a paso para sustituir los discos y las pastillas de freno

Cuando los frenos del vehículo emiten un ruido de fricción o rechinan, lo que nos están indicando es que es hora de cambiar las pastillas de freno. A priori se trata de una intervención sencilla que permite mantener en perfecto estado el sistema de frenos del vehículo.

Para realizar este reemplazo de forma óptima, los profesionales de Henkel recomiendan contar con una serie de herramientas como son una llave de tuercas para quitar los neumáticos, un gato para elevar el vehículo y el soporte del mismo para fijarlo al suelo, dependiendo del automóvil una llave Allen para los pernos de la pinza, una llave dinamométrica, una abrazadera en C para comprimir los pistones de la pinza, un bloque de madera para colocar sobre el arranque de la pinza durante la compresión y un alambre para sostener el conjunto de la pinza durante la sustitución de la pastilla de freno y el disco.

En cuanto a los pasos a seguir para proceder a esta sustitución, es importante recordar que antes de levantar el automóvil con el gato, hay que bloquear todas las ruedas en las que se va a trabajar. Tras aflojar las tuercas con una llanta de neumático, hay que apoyar el eje con un soporte de gato.

Después, una vez que se asegure que el automóvil no va a moverse, es momento de retirar el neumático y aflojar los pasadores/pernos de la pinza, sin retirarlos por completo. Si el freno que va a cambiarse está en la parte delantera, es aconsejable girar el volante para que la pinza mire hacia la parte exterior del coche.

Hay que asegurarse de sujetar el conjunto de la pinza de alambre antes de sacar por completo los pernos de la pinza para evitar dañar el cable del freno. Llegados a este punto hay que tirar del disco para liberarlo del conjunto del eje. En caso de que este no se mueva, se aconseja emplear el soplete para calentar el rotor. Los profesionales de Henkel recomiendan emplear un antigripante para evitar que esto provoque corrosión.

Una vez listo, hay que deslizar el nuevo disco sobre los tornillos y atornillar las tuercas manualmente. El siguiente paso requiere de las especificaciones del manual, es necesario volver a instalar el soporte de la pinza y los pernos del par de torsión siguiendo las indicaciones. Tras ello, se retiran las pastillas viejas, lo más habitual es que estas salgan con ayuda de un destornillador plano, y se instalan los nuevos clips de la pinza con una capa de grasa de freno o antigripante.

Se aconseja verificar si se necesita comprimir el pistón de la pinzas. Para ello es necesario liberar presión en el depósito del cilindro de freno quitando la tapa, lo que permite que se regule el nivel de fluido que ha ido creciendo al realizar la compresión del pistón de la pinza. Para comprimir, hay que colocar un bloque de madera sobre el pistón de la pinza y apretar la abrazadera en forma de C para empujarlo hasta que las nuevas pastillas encajen.

El siguiente paso es instalar las nuevas pastillas freno, que deben cubrirse también con grasa o lubricante, pero asegurándose de que no quede nada en la parte delantera. Una vez instaladas las nuevas pastillas en cada lado del disco, se cierra la pinza y se aprietas los pernos según las indicaciones.

Llegando al final del proceso, es hora de volver a instalar el neumático y apretar todas las tuercas de la rueda según el manual. Finalmente, hay que retirar el soporte del gato y bajar el automóvil, pasando a repetir el proceso en el otro lateral del vehículo.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña