Concesionarios | La caída del diésel, buena para la recaudación, negativa para el medio ambiente

Las ventas de vehículos de gasolina han superado a las de los diésel, lo que ha provocado un aumento de las emisiones de CO2.

El impuesto de matriculación ha registrado cifras récord
El impuesto de matriculación ha registrado cifras récord

El impuesto de matriculación en 2018 recaudó un total de 513 millones, lo que supone un aumento del 31,6% con respecto 2017, es decir, 120 millones de euros más, según datos de la Agencia Tributaria.

Este incremento, que no se experimentaba desde 2011, se ha visto favorecido por la caída de las ventas de los diésel y al nuevo protocolo para medir las emisiones, según un análisis realizado por el comparador Rastreator del que se hace eco Faconauto.

En los últimos años, las matriculaciones de vehículos diésel han sufrido una paulatina caída de las ventas y, por primera vez en 20 años, las ventas de automóviles de gasolina superaron a las de diésel.

Como consecuencia de ello, se ha producido un aumento de las emisiones de dióxido de carbono y el impuesto de matriculación ha registrado cifras récord. Así, el año pasado, la cuota media de esta tasa por cada vehículo matriculado aumentó el 22%, hasta 377 euros por coche.

“Las medidas medioambientales que registren el acceso a las ciudades, unidas a la subida de impuestos y el aumento del precio del gasoil, han provocado que el descenso en las ventas del diésel sea en 2018 mucho más brusco que en años anteriores”, explica el responsable de Rastreator, Borja Polo.

“El efecto lógico ha sido el incremento en las ventas de los vehículos de gasolina y, por tanto, que un mayor número de vehículos estén obligados a pagar el impuesto de matriculación, ya que superan el nivel mínimo de emisión de CO2, fijado en 120 gramos por kilómetro recorrido”, añade Polo.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña