Reparación | A juicio el propietario de un taller por amañar un accidente

Línea Directa se presenta como acusación en este caso en el que hay un segundo implicado.

La acusación sostiene que el presunto autor planificó una colisión por alcance
La acusación sostiene que el presunto autor planificó una colisión por alcance

La fiscalía, junto con Línea Directa, ha acusado al dueño de un taller multimarca de la provincia de Ourense por haber amañado un accidente en 2013 para cobrar una póliza.

De momento, el proceso ha quedado suspendido, ya que el principal testigo de la acusación no compareció en el juicio en el que se acusa al presunto autor de falsedad en documento mercantil y tentativa de estafa, tal y como publica La Región.

El mencionado testigo, según la acusación, colaboró con el propietario del establecimiento para preparar el accidente y forzar la reparación de un turismo de un cliente que protestaba porque su coche no había quedado bien arreglado en su centro en 2012.

De esta forma, la acusación sostiene que el presunto autor planificó una colisión por alcance con ayuda del testigo, que prestó su Audi Q7. La fiscalía asegura que el propietario del Peugeot no sabía nada del accidente, aunque en el parte amistoso aparece su firma.

La denuncia partió de la aseguradora al detectar que el dueño del taller se pasara por el propietario del vehículo causante del siniestro y reclamara 3.280 euros, el dinero que costó la reparación en otro centro.

La compañía afirma que "los daños que reflejan ambos vehículos no se corresponden con la intensidad ni ubicación de golpe que se declara".

La fiscal reclama dos años de cárcel para los inculpados y multa de nueve meses (10 euros al día). Por su lado, la aseguradora solicita tres años para el dueño del taller multimarca y dos para el propietario del Audi. Los acusados aseguran que el accidente ocurrió y que no fue fingido. 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña