Reparación | Cómo detectar si el alternador de un vehículo está averiado

Asetra recuerda los síntomas más comunes en los coches que manifiestan una avería en esta pieza clave del motor.

El alternador es un elemento fundamental en el motor de los vehículos
El alternador es un elemento fundamental en el motor de los vehículos

El alternador es una de las piezas clave del motor para el correcto funcionamiento, pues se encarga de convertir su energía mecánica en energía para sus sistemas eléctricos. Con un alternador estropeado, la batería no se recargará, algunos de los sistemas esenciales como la iluminación o climatización tampoco funcionarán, y el coche podría no arrancar.

Conocer los síntomas que alertan sobre la avería de un alternador, es importante, por eso Asetra ofrece las claves para prevenir que este fallo pueda ocasionar problemas más graves. Desde la asociación de talleres recuerdan que las condiciones particulares pueden variar de un vehículo a otro, sin embargo, uno de los síntomas más generalizados es el encendido de un testigo en el cuadro de instrumentos, que puede ser de color o tener forma de batería con los signos de más y menos. Algunos coches lo etiquetan como "Alt" o "Gen", mientras que en otros pueden avisar de un fallo genérico o usar otro testigo.

Es importante considerar que se trata de un aviso intermitente y puede aparecer solo cuando se activan sistemas del coche que consumen mucha energía. La avería en el alternador deriva también en un fallo en el voltaje que alimenta los sistemas eléctricos, por lo que es habitual que el funcionamiento de los elevalunas eléctricos sea más lento, o disminuya la intensidad de iluminación de los faros.

Otro signo que muestra que el alternador del vehículo no se encuentra en perfecto estado es la emisión de chirridos, los cuales pueden ser debidos al desgaste, o la poca tensión, de una correa de accesorios; o provenir del propio alternador y el fallo de sus piezas móviles.

Cuando el deterioro del alternador es más avanzado, la batería del coche no se cargará correctamente, pudiendo ocasionar que el vehículo no arranque. Esta situación puede ser provocada por una batería defectuosa, pero también por un alternador averiado.

Estos son algunos de los síntomas que nos harán considerar que el alternador puede estar averiado. Sin embargo, para detectarlo, la forma más sencilla es utilizar un voltímetro, el cual indica el voltaje de la batería conectada al alternador.

Con el motor apagado, la carga de la batería debería ser superior a los 12 voltios, y con el motor encendido debería superar los 13,5 o 14 v, dependiendo del coche. Al encenderlo, el alternador debe cargar la batería, pero en caso de recibir un voltaje bajo o hacerlo de forma muy intensa, todo apunta a un fallo en el mismo. Para realizar este procedimiento, hay que colocar el polo negativo del voltímetro en una toma de tierra, o en el polo negativo de la batería. Tocando con la otra punta el borne positivo de la batería, nos ofrecerá en tiempo real el voltaje.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña