Electromecánica | Hay futuro para el diésel

Bosch presenta un nuevo desarrollo que minimiza "drásticamente" las emisiones de NOx

Volkmar Denner junto al nuevo desarrollo de Bosch
Volkmar Denner junto al nuevo desarrollo de Bosch

Frente a los negros vaticinios sobre el final de los vehículos diésel, Bosch apuesta por la innovación para convertir esta tecnología en más sostenible y menos agresiva en términos medioambientales. Así, ha presentado un nuevo desarrollo, que, según fuentes de la compañía, “puede ayudar a los fabricantes de vehículos a reducir las emisiones de NOx tan drásticamente que les permitan, ya hoy, cumplir con los límites futuros”.

La compañía indica que “incluso en las pruebas RDE (‘Real Driving Emissions’), las emisiones de los vehículos equipados con esta nueva tecnología diésel no solo están significativamente por debajo de los límites actuales, sino también con los que entrarán en vigor a partir de 2020”.

Los vehículos equipados con la tecnología diésel de Bosch pueden alcanzar tan solo 13 miligramos de NOx en ciclos estándar RDE legalmente conformes, lo que supone, aproximadamente, una décima parte del límite fijado que se aplicará después de 2020. Incluso cuando se conduce en condiciones urbanas especialmente exigentes, las emisiones promedio de los vehículos de prueba de Bosch son igualmente bajas, 40 miligramos por kilómetro.

Este nuevo desarrollo, que no necesita componentes adicionales que encarezcan el producto, son una combinación de tecnología avanzada de inyección de combustible, un nuevo sistema de gestión del aire y una gestión inteligente de la temperatura. Bosch ha mostrado las pruebas de este innovador progreso en un gran evento de prensa en Stuttgart.

El nuevo sistema diésel de Bosch se basa en componentes que ya están disponibles en el mercado; está disponible de manera inmediata para clientes y se puede incorporar a proyectos de producción.

Además, Bosch pretende usar la inteligencia artificial para construir, sobre la base de estos últimos avances, un motor de combustión que, con la excepción del CO2, no tenga prácticamente impacto en el aire. “Creemos firmemente que el motor diésel seguirá desempeñando un papel importante en las opciones de movilidad futura. Hasta que la electromovilidad llegue al mercado de masas, todavía necesitaremos estos motores de combustión altamente eficientes”, Volkmar Denner, CEO de la compañía.

"Hay futuro para el diésel. Hoy queremos poner fin, de una vez por todas, al debate sobre la desaparición de la tecnología diésel", afirmó Denner.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña