Chapa y pintura | ¿Cómo proteger la pintura del coche de la radiación del verano?

Es recomendable dar entre una y tres capas de cera al año para que la pintura no sufra con las agresiones ambientales.

Tras dos meses la cera pierde sus cualidades protectoras
Tras dos meses, la cera pierde sus cualidades protectoras

La llegada del periodo estival hace que se deban tener en cuenta ciertos aspectos para proteger el coche del calor y la radiación, ya que una prolongada exposición del vehículo puede provocar problemas en la pintura, la cual actúa como protectora de la carrocería.

Por este motivo, Certified First recomienda en su blog encerar el coche, puesto que además de una función estética, ayuda a proteger más tiempo el brillo y tono del automóvil ante la incidencia de los rayos UV, junto con la contaminación y la suciedad, cuya repercusión en los meses de verano aumenta.

No hay que olvidar que la cera aporta a la pintura una protección especial y una capa extra que hace que esas agresiones no dañen la pintura o, al menos, que reduzca sus efectos y que la suciedad no se pegue a la pintura y sea más fácil de eliminar.

Algunos expertos recomiendan encerar el coche una vez al año, aunque otros aseguran que, a partir del mes y medio o dos, la cera va perdiendo sus cualidades protectoras por lo que recomiendan hacer este proceso hasta tres veces al año.

Por otro lado, para saber si es necesario volver a dar una capa de este material se pueden realizar un par de comprobaciones. Si al pasar el dedo por distintas zonas este se desliza, quiere decir que la cera está activa. En caso contrario, se apreciará una superficie rugosa y el dedo se irá frenando.

Asimismo, si se derrama agua sobre el maletero, techo o capó y se acumulan gotas grandes, la cera aún está realizando su función de forma adecuada. Pero si se hace una cortina y corre hacia abajo, habrá que encerarlo de nuevo.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña