Chapa y pintura | Aumentan los rechazos en la ITV por fallos de chapa y pintura

En 2017 se detectaron más de tres millones de defectos en las inspecciones.

Mecánicos revisando la carrocería
Mecánicos revisando la carrocería

A la hora de afrontar una inspección técnica, los usuarios no tenían en cuenta el estado de las carrocerías. En los últimos años, el trabajo en los talleres de chapa y pintura se ha orientado a mejorar su eficiencia y productividad para ser más rentable. Como consecuencia de esta dejadez del cliente, han aumentado los deficientes en las ITV.

Según reflejan desde Certified First, en los últimos años los resultados desfavorables por errores graves aumentaron un 28,1%, mientras que los leves superaron el 45% de los vehículos inspeccionados por defectos en la carrocería.

En 2017, en la ITV se detectaron 3,8 millones de defectos en la carrocería, de los que 3,2 fueron de carácter leve y 608.407 defectos de carrocería graves. Es decir, más de un 12% en los fallos leves respecto a los datos de 2016, y cerca de un 15% en los graves, según los datos que baraja el Ministerio de Industria.  

Desde 2013, los fallos graves detectados en las estaciones ITV relacionados con chapa han supuesto el 30% del total, mientras que los leves sumaron el 45%. Desde el blog de PPG señalan que estos datos prueban que los usuarios no prestan atención al estado de sus carrocerías y tienen que ser los expertos en chapa y pintura los que acaben solucionando los problemas tras suspender en la ITV.

Según el Manual de Procedimiento de las inspecciones técnicas, a la hora de pasar la ITV el técnico valorará del estado de la carrocería aspectos como la presencia de óxidos, perforaciones o desperfectos. También la existencia de aristas vivas o cortantes, anclajes de portacontenedores inexistentes o deteriorados, fijación del paragolpes defectuosa, o entradas de humos al espacio de los ocupantes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña