Crisis del coronavirus | Los talleres podrán seguir abiertos a partir del 30 de marzo (otra cosa es que les compense)

El Real Decreto Ley 10/2020 de 29 de marzo, que regula el permiso retribuido recuperable, excluye a los trabajadores del taller, al ser "servicio esencial". Sólo se podrán reparar los vehículos autorizados a circular.

Con las nuevas restricciones a la movilidad, resurgen las dudas sobre si los talleres pueden abrir o no.
Con las nuevas restricciones a la movilidad, resurgen las dudas sobre si los talleres pueden abrir o no.

¿Pueden abrir los talleres después de anunciar el Gobierno la paralización de todas las actividades "no esenciales" durante once días por el coronavirus, a partir del 30 de marzo? La respuesta es afirmativa, tras un fin de semana de locos, rematado al filo de la medianoche del mismo lunes con la publicación del Real Decreto-Ley 10/2020, que regula el permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras de los servicios no esenciales, que excluye a los trabajadores por cuenta ajena de los talleres por considerarse servicios esenciales. Y los que abran sólo podrán intervenir vehículos autorizados a circular según las nuevas disposiciones regulatorias aprobadas por el Gobierno, más restrictivas con la movilidad.

La autorización para que los talleres puedan operar (otra cosa distinta es que les compense, algo que con las actuales restricciones de movilidad parece inviable) se refleja en el punto 6 del anexo del citado Real Decreto Ley, que dice que no será de aplicación el permiso retribuido recuperable para los trabajadores "que realizan los servicios de transporte, tanto de personas como de mercancías, que se continúen desarrollando desde la declaración del estado de alarma, así como de aquéllas que deban asegurar el mantenimiento de los medios empleados para ello, al amparo de la normativa aprobada por la autoridad competente y las autoridades competentes delegadas desde la declaración del estado de alarma".

Estarían por tanto autorizados a trabajar y no obligados a parar, en el nuevo marco de restricciones (al no poder acogerse a ese permiso que obliga a manternerse en casa), aquellos trabajadores encargados del mantenimiento de los medios de transporte autorizados a continuar con la actividad, al ser considerados servicios esenciales durante el estado de alarma.

Si los talleres son los garantes del funcionamiento de esos vehículos indispensables para el servicio de transporte, al ocuparse de sus necesidades de reparación y mantenimiento, se deduce que aquellos talleres que quieran pueden abrir a partir del lunes 30 de marzo.

Algunas asociaciones provinciales de talleres ya recomendaban el domingo (antes de conocerse el contenido de las disposiciones oficiales) que los que pensaban abrir el lunes lo hicieran a puerta cerrada y, por supuesto, cumpliendo todos los protocolos de seguridad para la salud de los trabajadores.

Los talleres no habían tardado en reflejar sus dudas a través de las redes sociales, el mismo sábado 27 de marzo, preguntando si era posible la apertura de sus negocios el primer día de aplicación de las restricciones a la movilidad, tras la intervención de Pedro Sánchez anunciando esas medidas adicionales con el fin de evitar la propagación del coronavirus.

Un borrador de una nueva Orden Ministerial, al que tuvo acceso la Cadena Ser también ese mismo sábado, parecía alentar la respuesta favorable a la apertura de las empresas de reparación, al mantener la consideración de servicios esenciales a los talleres de reparación y mantenimiento de vehículos, "así como a los servicios de grúa, asistencia en carretera, suministro de piezas, accesorios o cristales necesarios para su funcionamiento".

Atendiendo a la literalidad del texto incluido en ese borrador y al citado punto 6 del anexo del Decreto-Ley, a efectos prácticos nada cambiaría en el permiso para que las empresas de reparación pudieran ejercer su actividad, siempre bajo las estrictas medidas de seguridad sanitaria establecidas y para atender solamente los vehículos que aseguren el transporte de mercancías de primera necesidad, alimentos y bebidas, medicamentos, productos sanitarios y materiales de protección, así como el uso de los empleados por personal médico y sanitario, fuerzas de seguridad, bomberos, personal de vigilancia, etc.

Conviene recordar una vez más, tal y como nos pide un profesional desde Facebook, que la apertura de un taller no significa que esté permitida la atención a particulares que no formen parte de los colectivos indicados. "No es urgente ir a cambiar el aceite al coche y es inaceptable que la gente esté usando esa excusa para salir de casa", comentaba preocupado.

¿QUÉ ES EL PERMISO RETRIBUIDO RECUPERABLE?

El permiso retribuido recuperable es una medida excepcional aprobada por el Gobierno ayer domingo para hacer frente a la pandemia del coronavirus que obliga a los trabajadores que se dediquen a actividades no esenciales a permanecer en sus casas. No dejarán de percibir su salario, pero una vez terminada la situación de emergencia tendrán que recuperar las horas de trabajo no prestadas.

Este permiso supone un endurecimiento de las medidas de confinamiento para reducir el número de contagios por el virus y, por consiguiente, el actual riesgo de saturación de los hospitales. Se trata, según han subrayado desde el Gobierno, de conseguir una movilidad “equivalente a la de un domingo". La paralización de actividades no esenciales arranca este lunes 30 de marzo y finalizará el 9 de abril (8 días laborables).

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña