Reparación | Cómo reparar un error de combustible en un vehículo

Con estas equivocaciones, los inyectores, la bomba inyectora y el catalizador, entre otros, pueden verse afectados.

Para vaciar el depósito es necesaria una protección adecuada y un estricto protocolo de seguridad
Para vaciar el depósito es necesaria una protección adecuada y un estricto protocolo de seguridad

Más de 72.000 conductores se equivocan cada año al llenar el depósito del coche, según el Race, provocando averías mecánicas en el sistema de alimentación, bombas y filtros de los vehículos.

Por ello, SPG Talleres publica un post en el que indica que en el caso de poner diésel en lugar de gasolina, los usuarios pueden notar ruidos raros al arrancar el coche, tirones, expulsión de humo blanco o paro del motor. Todas estas señales son síntomas claros de que es urgente acudir a un taller mecánico para solventar el problema.

Los profesionales del centro, explica el artículo, deberán vaciar el depósito y limpiar conductos, tubos y piezas por donde haya circulado el gasoil con productos específicos y maquinaria especializada. Además, tendrán que cambiar el filtro de combustible y las bujías.

En el caso de que los daños hayan sido mayores, SPG apunta que pueden haberse visto afectados los inyectores, la bomba inyectora, la bomba de combustible, el catalizador o algún otro elemento del motor.

Si el conductor se da cuenta antes de arrancar el motor que se ha equivocado de combustible, debe avisar a la propia estación de servicio, ya que, en ocasiones, suelen tener un extractor que vacía el depósito para después poder repostar con el combustible apropiado.

Pero si no tienen esta herramienta, el usuario deberá llamar a su seguro para que una grúa lo lleve hasta un taller donde extraer el combustible.

En los casos en los que se pone gasolina en lugar de diésel, los problemas son muy parecidos, aunque el arranque será menos brusco y hasta que no se oigan ruidos extraños y una parada en seco el usuario no se dará cuenta de lo que ocurre. En esta ocasión, los sistemas que más sufren son el filtro o la bomba de inyección, que deberán ser inmediatamente sustituidos.

Los profesionales de SPG recuerdan que los propietarios del vehículo no deben extraer nunca ellos mismos el combustible, ya que es necesaria una protección adecuada y un mantener estricto protocolo para la propia seguridad y del entorno.

Por otro lado, la red de talleres recuerda a los usuarios la importancia de poner atención al repostar, sobre todo en coches antiguos, y recomienda fijarse en el grosor de la boca del depósito y en el de la manguera dispensadora (el de la gasolina es menos grueso).

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña