Reparación | ¿Se pueden cubrir gastos trabajando al 25% de la capacidad productiva?

Alberto Marín, consultor de Altayr, publica un video dirigido a los autónomos y los profesionales de la reparación.

La situación vivida ha sido, y es, de verdadera incertidumbre para los profesionales del taller de reparación. Son muchos los trabajadores que han acudido a sus asesores y abogados para conocer cómo actuar durante la crisis del coronavirus y el estado de alarma. En este sentido, Alberto Marín Martínez, consultor y gerente de Altayr (Asociación Laboral de Talleres y Recambistas) ha realizado un video para dar respuesta a los autónomos y profesionales de la reparación del automóvil.

¿Está permitido abrir? ¿Me sancionarán si sigo trabajando? Han sido muchas las dudas consultadas por los trabajadores del sector. Profesionales como Alberto tratan de "arrojar un poco de luz" y para ello ha recopilado información de organismos oficiales que permitan asegurar las normativas existentes hasta el momento.

El Ministerio del Interior ha compartido un documento con la Guardia Civil para llevar a cabo una unificación de criterios para la interpretación y aplicación del decreto. "Los talleres de automoción podrán realizar su prestación laboral con apertura al público exclusivamente para reparación de vehículos, no para la venta de piezas".

Asimismo, la publicación en el BOE con fecha de 20 de marzo aclaraba que los talleres de reparación estaban autorizados para abrir sus centros de reparación. Alberto Martín hace hincapié en que este permiso se realiza "con el fin de mantener operativo el transporte de mercancías, no habla de la reparación de vehículos particulares, aún así entendemos que la apertura de los talleres está permitida".

Pero poder abrir el negocio "¿nos perjudica o nos interesa?". Algunos medios publican el ejemplo de Italia, donde el mercado de la posventa ha sufrido una caída del 90%. Alberto hace alusión a que en ese país el 60% de los talleres han cerrado, y del 40% que se mantiene abierto, solo trabajan a una capacidad del 25%. A este respecto, Alberto Marín se plantea si es posible cubrir gastos trabajando solo a un 25% de la capacidad productiva, pues en España nos enfrentamos a un escenario similar.

Asimismo destaca el informe de José Luis Gata, responsable de Mercado Posventa de Solera, en el que se concluye que de mantenerse el estado de alarma durante dos meses más, el mercado de la posventa dejará de facturar el 19%.

Alberto Marín Martínez, de Altayr, realiza su interpretación de la situación y afirma que es importante minimizar el daño y las pérdidas que va a sufrir el sector. Para hacerlo es importante hacer uso de las herramientas que el Gobierno ha puesto a disposición.

En su opinión, los autónomos que no tienen a nadie contratado, no pueden declarar que su actividad ha cesado, pues existe el permiso para continuar abierto, "eso pone más difícil el acceso a esas ayudas". Sin embargo, sí puede declararse el cese de actividad en la Seguridad Social si se demuestra "que nuestra facturación se ha reducido al menos un 75% en promedio del semestre anterior". 

En cuanto a los autónomos con empleados, "se puede declarar la baja con enfermedad laboral si hay obligación de aislamiento por contagio o el empleado tiene un menor o persona con asistencia a su cargo". Otra alternativa que considera es el ERTE, destacando que se realiza para los empleados, sin embargo el taller debe continuar una actividad mínima que llevará a cabo el propietario como autónomo.

Alberto Marín puntualiza al final del video que estas normativas están "sujetas a nuevas modificaciones. Es una situación de absoluta anormalidad, no hay referencias. Salen continuamente nuevas regulaciones y esto puede variar en unos días".

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña