Reparación | Cuáles han sido las mayores llamadas a revisión de la historia

Las compañías automovilísticas Ford, Toyota y Volkswagen ocupan los primeros puestos de este ranking.

Ford llamó en 1980 a 21 millones de coches de diferentes modelos
Ford llamó en 1980 a 21 millones de coches de diferentes modelos

Cada cierto tiempo, las marcas de vehículos hacen llamadas a revisión de alguno de los modelos que tienen en el mercado al detectar algún defecto que provoca consecuencias negativas para la seguridad de los usuarios.

La empresa OSV ha recapitulado las diez llamadas que han afectado a un mayor número de vehículos en la historia del automovilismo. En primer lugar, se sitúa Ford, que en 1980 llamó a 21 millones de coches de diferentes modelos por problemas en el modo aparcamiento, ya que el coche se ponía en marcha.

La misma enseña ocupa la segunda posición de este ranking con15 millones de vehículos que en 1999 sufrieron un fallo en el interruptor del control de crucero y en algunos coches se quemaba.

Le sigue Toyota, que entre 2009 y 2010 llamó a revisión a 9 millones de unidades por un problema de aceleración repentina por un fallo en el pedal. Además, la compañía japonesa tuvo complicaciones añadidas porque diagnosticó mal el fallo y tuvo que volver a contactar con los usuarios después de que algunos coches colisionaran por este motivo.

Volkswagen se suma también a este listado con el caso del dieselgate, donde se manipularon los resultados de los test de emisiones de contaminantes de 8,5 millones de automóviles diésel vendidos entre 2009 y 2015. Se estima que las pérdidas experimentadas por el grupo alemán en relación con el citado problema superan los 25.000 millones de euros.

La firma del óvalo vuelve a ser protagonista en el quinto puesto con una llamada a revisión en 1996 por un fallo en el encendido que provocaba incendios en los vehículos, haciendo que 7'9 millones de unidades tuvieran que ser comprobadas.

Toyota se sitúa cerca con 7,4 millones de vehículos revisados en 2012 por fallos en los elevalunas eléctricos, defecto que pese a no ser importante para la seguridad, costó una elevada cifra al fabricante, que nunca declaró la cantidad total invertida en estas reparaciones.

Bastantes años atrás, en 1971, General Motors tuvo que pedir a los propietarios de siete millones coches construidos en los años 60 que acudieran al taller para solventar deficiencias en la aceleración repentina debido a los soportes del motor, teniendo que reforzar la sujeción para que se mantuviera en su sitio.

Diez años después, la misma firma contactó con los dueños de 5,8 millones de unidades fabricadas desde 1978 por problemas en la suspensión trasera que dieron lugar a algunos accidentes.

También con 5,8 millones de vehículos afectados, General Motors llamó a revisión en 2014 por problemas con el encendido, ya que se apagaba el motor repentinamente e impedía el inflado del airbag en algunas unidades, todo esto supuso un presupuesto de 3.400 millones de euros al fabricante estadounidense.

Este listado de las diez llamadas a revisión más sonadas de las historia del automovilismo lo cierra Honda, que en 2014 comprobó 5,4 millones de vehículos de una veintena de modelos por fallos en el airbag que impedían que se inflara correctamente en caso de accidente.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña