Reparación | La electrificación de los vehículos: ¿amenaza u oportunidad?

Sernauto ha realizado un informe donde analiza los cambios que se están viviendo en el sector de la automoción a raíz de estos avances.

El sector cree que los híbridos y eléctricos dominarán el mercado en la próxima década
El informe de Sernauto analiza las consecuencias de la electrificación de los vehículos en el sector

El sector del automóvil está viviendo una época de continuos cambios. A los avances en movilidad, conducción autónoma y digitalización, hay que sumar ahora la electrificación de los vehículos. En este contexto, muchos son los que se lanzan a hablar de las amenazas y las oportunidades que planean sobre este negocio, en una industria que desempeña un papel clave en la economía española, representando el 10% del PIB.

Dada la importancia de la situación, desde Sernauto, junto a la consultora Roland Berger, se ha elaborado un informe que da respuesta a todos estos interrogantes. Bajo el título “La electrificación de los vehículos: ¿amenaza u oportunidad?”, el estudio revela una serie de consecuencias directas e inmediatas que podemos resumir en varios puntos.

Por un lado, encontramos grandes competidores en las industrias asiáticas, sobre todo la China, y estadounidenses, que podrían llegar a suponer una amenaza para la hegemonía europea, ya que están logrando hacerse con el control de los recursos claves. En este sentido, La Unión Europea está presionando con fuerza a todos los países miembro a través de estrictas legislaciones para impulsar las ventas de vehículos eléctricos y reducir así las emisiones de gases contaminantes. Además, esto conlleva mejorar y ampliar las infraestructuras de electrificación. Un desafío que requiere de grandes inversiones en nuevas tecnologías, pues el software se convertirá en un factor diferenciador clave y surgirán nuevos competidores que pondrán en peligro el modelo de negocio tradicional de algunas empresas.

Las oportunidades son muy claras. Una de las claves principales, en este momento, pasa por lograr que los fabricantes de equipo original (Oems) se establezcan en nuestro país, lo que se traducirá en el desarrollo de la capacidad nacional y atraerá más inversiones. Sin embargo, a nivel europea están destacando en esta materia países como Alemania, Francia o Reino Unido. Este tipo de industrias aumentarán la presión de los costes sobre los proveedores y será necesario rehacer una estrategia de negocio para mantener la rentabilidad.

En definitiva, en esta nueva era de la electrificación de los vehículos es necesario que España reaccione cuanto antes y no pierda su papel como competidor en un sector clave para nuestra economía. Otros países ya están preparando sus industrias para los nuevos desafíos y cuentan con estrategias estatales muy bien organizadas. En el caso de España, es necesario que las autoridades gubernamentales garanticen el desarrollo de un entorno favorable llevando a cabo medidas realistas, al mismo tiempo que los proveedores españoles deben reconsiderar su modelo de negocio y plantear una serie de cambios con vistas a mantener la rentabilidad en el futuro.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña