Reparación | Nuevas medidas de seguridad en los vehículos a partir de 2022

Incorporarán sistemas como una caja negra, limitador de velocidad o alcoholímetro.

Guiilermo Magaz, director Gerebte de Aeca-ITV
Guiilermo Magaz, director Gerebte de Aeca-ITV

La tecnología continúa inundando el mundo de la automoción. Con la llegada de vehículos eléctricos y sistemas ADAS los automóviles comienzan a asemejarse a centros de ocio cada vez más conectados para hacer de la conducción algo más cómodo.

Sin embargo, los avances tecnológicos en el sector también van encaminados a aumentar la seguridad. Los profesionales mecánicos deben estar al tanto de todos estos sistemas para poder afrontar su reparación llegado el caso.

De cara al año 2022 los nuevos vehículos que salgan al mercado deberán incorporar una serie de elementos de seguridad obligatorios que se irán implementando poco a poco, según destaca Aeca-ITV en un comunicado. Desde la Unión Europea se ha establecido un calendario para las diferentes fases de implementación de estas tecnologías, pendiente de su publicación.

De este modo, entre mayo de 2022 y mayo de 2024 los nuevos vehículos deberán incorporar limitador de velocidad (Intelligent Speed asistance), que avise a los conductores si sobrepasan el límite; un alcoholímetro inmovilizador del vehículo (Alcohol interlock installation facilitation), que impide el arranque del coche cuando detectan alcohol en la sangre; aviso de atención y sueño; cámara trasera y sistemas de mantenimiento en el carril; protecciones trasera y lateral; y baliza de parada de emergencia que permita señalizar el vehículo sin bajarse.

Entre mayo de 2024 y mayo de 2026 incorporarán AEBS con VRU detection (Sistema de frenado de emergencia autónomo para usuarios vulnerables de la carretera); zona de impacto frontal ampliada; y sistemas avanzados de distracción del conductor.

La última fase, entre noviembre de 2025 y noviembre de 2028 (para camiones y autobuses) será obligatoria la mejora de la visibilidad y la eliminación de ángulos muertos; y la incorporación de un EDR (Event Data Recorder), un registrador de datos o ‘caja negra’ que permitirá aclarar los accidentes.

Conducción segura

Las nuevas tecnologías sumado a la incorporación de estos elementos harán el tráfico más seguro y más sostenible. Los nuevos sistemas de seguridad que se implementarán en los vehículos de forma obligatoria a partir de 2022 evitarán en 15 años 25.000 muertes y 140.700 heridos graves.

El director gerente de Aeca-ITV, Guillermo Magaz, valoró muy positivamente la respuesta Europea a una ITV independiente y la obligatoriedad de los fabricantes a facilitar todos los datos para que esa inspección sea real. “Europa quiere que tengamos acceso a todos los datos. Y eso exige la colaboración de todas las partes, desde los primeros bocetos de diseño de un vehículo hasta el final de su vida útil. Sólo así llegaremos al objetivo de CERO víctimas para 2050”.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña