Reparación | La Guardia Civil descubre un nuevo taller ilegal en Huesca

Una nave en una finca de árboles frutales servía de tapadera para llevar a cabo reparaciones sin autorizaciones ni licencias.

La Guardia Civil ha difundido imágenes de la operación contra este taller clandestino
La Guardia Civil ha difundido imágenes de la operación contra este taller clandestino

La Guardia Civil ha llevado una nueva operación contra la actividad de talleres clandestinos. En esta ocasión, la operación ha tenido lugar en Huesca, donde el Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) del Instituto Armado ha localizado un taller ilegal de reparación de vehículos en una nave de una finca de árboles frutales de la comarca del Bajo Cinca, por lo que ha procedido a denunciar a su propietario por carecer de las autorizaciones y licencias correspondientes.

El propietario había acondicionado por completo una nave como taller de reparación, dotándole de maquinaria e instrumentos profesionales, tales como un elevador, grupo electrógeno, grúa de techo, carretilla, compresor, torno, y elevadores de ruedas portátiles, según informa El Heraldo de Aragón. Los investigadores ya habían detectado constante trasiego de vehículos por la finca, pese a que en principio se dedicaba a la recolección de árboles frutales, sospechas que se confirmaron tras la inspección del local, en la que se hallaron también tres automóviles en proceso de reparación y otro en plena revisión previa a la ITV.

La Guardia Civil realiza inspecciones periódicas para evitar la proliferación de talleres ilegales, no solo en Aragón, sino en toda España, para evitar que personas que, aunque cuentan con conocimientos de mecánica, ejerzan la actividad sin la autorización pertinente.

Y es que más allá de los perjuicios para el sector, la Benemérita recuerda siempre en este tipo de operaciones la incorrecta gestión de los residuos generados y que resultan especialmente peligrosos para el medioambiente, tales como baterías, filtros de aceite, aceites usados de motor, garrafas de gasóleos y gasolinas, neumáticos usados, chatarra procedente de la reparación o piezas de los vehículos reparados, así como vertidos de líquidos en el suelo de la nave, residuos no tratados que se localizaron en la operación.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña