Reparación | Falta de talento, revolución experiencia-cliente e inflación, retos del taller en un plazo de tres años

Simón Valín, director general de Norauto, ha participado en Retail Forum 2021 para asegurar que es hora de invertir: "Ahora hay que jugar al ataque, no vale el catenaccio".

Falta de talento, revolución experiencia-cliente e inflación, retos para el taller en un plazo de tres años
Simón Valín, director general de Norauto, durante su intervención en el Retail Forum 2021

Desarrollo sostenible, particularmente con la gestión de residuos que provoca el automóvil, pero sobre todo "un problema de captación de talento importante" ante la llegada del eléctrico y su particular mantenimiento, así como "gestionar una situación tan compleja como los problemas de suministro con toda la problemática en Asia-Pacífico, lo que va a derivar en un incremento muy fuerte de la inflación". Estos son, a juicio de Simón Valín, director general de Norauto, los tres principales retos a los que se enfrenta la red de autocentros, no solo en España, sino a nivel internacional, y que se pueden trasladar al resto de talleres de reparación de vehículos.

Valín ha explicado su visión de la posventa de automoción y del modelo de negocio de esta cadena de autocentros, a raíz de la crisis de la Covid-19, con motivo de la celebración del Retail Forum 2021, en una mesa de debate bajo el título "Aceleración digital para mejorar la experiencia de cliente: objetivo impulsar ventas, adquirir y retener nuevos clientes".

Para el directivo de Norauto, todos los retos se engloban en la "revolución experiencia-cliente", teniendo en cuenta la particularidad de los autocentros. "Tenemos todos los problemas de un taller más los de un retailer", ha asegurado Valín, para añadir que otros objetivos deben ser "entrar en el B2B y la omnicanalidad".

En una breve intervención, pues compartía mesa con Borja Zamácola, director general de Aristocrazy, y Domingo Esteves, director general de C&A, Simón Valín también repasó cómo afrontó Norauto los primeros meses de pandemia, la cual ayudó a "acelerar todos los cambios", lo que ha requerido una importante inversión pero "ahora hay que jugar al ataque, no vale el catenaccio".

"Nosotros nos fijamos 4 ejes muy sencillos de trabajo, que clarifican todo: salud del trabajador, no se toma una sola decisión que les ponga en riesgo; cuidar la caja porque no van a venir ingresos; compromiso social con la sociedad, lanzando servicios como el servicio a domicilio de cambio de batería para aquellas personas que se podían mover. Pero para FCSE y personal sanitario, ese servicio fue gratuito y continúa siéndolo Además, adelantamos el pago de los ERTE y, por último, acelerar el cambio, en el que hemos llevado a cabo un proceso de transformación de toda la logística, de todos los sistemas de información, de toda la parte digital", explicó.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña