Reparación | Aseguradoras y fin de ERTES: qué puede hacer el taller multimarca

Víctor Gámez (Boxes Consulting) y Fernando López (Gipa) han analizado algunos de los factores que influirán en el futuro del sector. Los niveles de paro de los últimos meses del año serán determinantes, mientras que la tendencia a crecer de las redes se intensificará.

El taller multimarca debe ajustar costes para asegurar su viabilidad
El taller multimarca debe ajustar costes para asegurar su viabilidad

30 de junio. Es la fecha clave para la gran mayoría de talleres multimarca españoles, día en que finaliza la vigencia de los ERTE por fuerza mayor vinculados a la crisis del coronavirus, salvo que el Gobierno acceda en los próximos días a aceptar la propuesta de empresarios y sindicatos, que defiende un acuerdo conjunto que llevaría esta figura hasta el 30 de septiembre como paso previo a extenderlos hasta diciembre. A priori, el Ejecutivo se niega en rotundo a esta fórmula y solo se aviene a trasladar la reducción de las cotizaciones a los expediente temporales que se conviertan en ERTE por causas objetivas.

¿Y qué pueden hacer los talleres multimarca mientras las partes se ponen de acuerdo? Esta fue una de las preguntas que se formularon a Víctor Gámez, CEO de Boxes Consulting, durante la I Convención Online de CertifiedFirst. Para este experto, los talleres deben ser conservadores en lo que a recuperación de plantilla se refiere a partir del 1 de julio. "Mi consejo es presentar ERTE por causas de la producción en junio o reducción de jornada del 20 o 25% e ir viendo cómo va el verano, pero me da miedo septiembre", explicaba. Y es que para Gámez, incorporar ya a toda la plantilla es arriesgado, teniendo en cuenta que se puede tener bastante actividad ahora, pero se desconoce cómo serán los próximos meses.

Hay variables que van a influir decisivamente en el sector de la posventa. Y, más allá de las preferencias por el uso del transporte privado (positivo) o la implantación mayor del teletrabajo (negativo), serán los niveles de paro de los últimos meses de año los que determinen el futuro del sector a corto y medio plazo. "La posventa necesita que se muevan los coches. Hemos perdido 1.900 km por coche y año en el confinamiento", lo que significa que "este año vamos a tener el 16% menos de kilometraje sí o sí porque el verano va a ser insuficiente para amortiguar la caída", analizaba Fernando López, CEO de Gipa.

¿Y el papel de las aseguradoras? Dos conclusiones se pudieron sacar del coloquio online. La primera, apuntada por Fernando López, es que surgirán nuevas modalidades de seguro ante la caída del seguro a todo riesgo, entre ellas, la del seguro de pago por uso. "El mercado de la carrocería se va a ver especialmente afectado por los accidentes que no se han producido en dicho tiempo y que son totalmente irrecuperables", así como por "el peso de aquellos golpes que se reparan también caerán dada la recesión económica que viene".

Y la segunda es que los talleres ahora deben "pelear el precio/hora con las compañías", como apuntó Víctor Gámez, para no repetir los errores del pasado, en referencia a la crisis de 2008. "La aseguradora ha vivido los mejores años de su vida porque le bajaron los siniestros y se le abarataron los que tenían. Las aseguradoras ya obtendrán beneficios este año. Si repetimos lo del 2008, hundiremos el sector. Ahora hay que intentar reducir costes, ser económicamente viable y no salir a buscar trabajo que no existe", explicó Gámez.

Por último, otra tendencia que dejará el taller postCovid es que, en opinión de Fernando López, "las redes de talleres van a crecer sí o sí. Hoy estar en una red da precisamente una red, un paragüas que no tiene un taller independiente. En porcentaje, aún siendo los mismos, serán más. Y en número, las redes de talleres de carrocería y del resto de especialidades seguirán creciendo como en los últimos años. El Covid-19 fortalecerá esa tendencia".

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña