Electromecánica | Cómo averiguar que una junta de culata no está en buen estado

Las temperaturas más elevadas de lo habitual pueden deteriorar esta pieza y hacer que deje de ofrecer la estanqueidad necesaria.

La junta de culata debe ajustarse perfectamente y ser deformable para absorber altas presiones
La junta de culata debe ajustarse perfectamente y ser deformable para absorber altas presiones

La junta de la culata tiene como función garantizar la estanqueidad de la compresión del motor, para lo cual une herméticamente la culata y el bloque motor, evitando que el líquido anticongelante pueda mezclarse con el aceite del motor.

Esta pieza, clave para el funcionamiento correcto de un motor, es un elemento de alta complejidad, según publica en un post la firma Permatex, ya que además de ajustarse perfectamente, debe ser deformable para soportar y absorber altas presiones y resistir elevadas temperaturas.

Debido, precisamente, a temperaturas más elevadas de lo habitual por sobrecalentamiento del motor, esta pieza puede deteriorarse y dejar de ofrecer la estanqueidad necesaria.

Dicho sobrecalentamiento puede tener como origen un nivel insuficiente de líquido anticongelante o refrigerante en el circuito de refrigeración por fugas, un mal funcionamiento de la bomba o el radiador, o tener el termostato en mal estado, entre otros.

Algunos de los síntomas que permiten a los técnicos del taller sospechar que la junta de culata no está en buen estado son el sobrecalentamiento el motor, las pérdidas de anticongelante, gotas de agua en la varilla de nivel del aceite o fluido de color marrón claro en el tapón del depósito de lubricante.

Asimismo, también se puede deducir por una presión elevada en el circuito de refrigeración, un excesivo consumo de aceite o agua con humos de escape de color gris o blanco, pérdida de rendimiento y potencia, si el líquido anticongelante tiene color marrón o si hay dificultades para arrancar el vehículo.

Por otro lado, la sustitución de la junta de culata no es una reparación sencilla y requiere muchas horas de trabajo, haciendo que esta sea una avería cara.

Para facilitar este proceso, Permatex recuerda el producto Copper Spray-A-Gasket, un spray de cobre sellador para juntas sometidas a temperaturas elevadas (excepto las de composite pretratadas).

Este líquido se aplica sobre la superficie de la junta antes de colocarla, de forma que ayuda a disipar el calor, además de prevenir el quemado de juntas, llenar las imperfecciones superficiales y mejorar la transferencia de calor, explica la enseña.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña