Electromecánica | ZF Aftermarket fortalecerá su gama de recambios para vehículos eléctricos

La firma alemana alerta a los talleres sobre la necesidad de tener mecánicos bien formados en la reparación de vehículos eléctricos y pronostica que suspensión y frenos estarán entre los trabajos que más se demandarán.

Los talleres necesitan un suministro fiable de recambios para marcas como Tesla
Los talleres necesitan un suministro fiable de recambios para marcas como Tesla

ZF Aftermarket amplía la gama de recambios de sus marcas Lemförder, Sachs, TRW y Boge, para apoyar a los talleres que trabajan con vehículos eléctricos. De hecho, está lista para expandir aún más su cartera de recambios para automóviles eléctricos a lo largo del año. Así, en los próximos meses, por ejemplo, lanzará componentes de suspensión y dirección para los modelos Volkswagen ID.4, ID.3 y Skoda Enyaq. Recordemos que ZF también es proveedor de equipos originales para los eléctricos de Volkswagen.

La percepción pública de los vehículos eléctricos a menudo se reduce al tren eléctrico motriz, que es fiable y requiere poco mantenimiento. Pero los sistemas de frenos y suspensión de estos automóviles son quizás más susceptibles a daños y desgaste que los vehículos convencionales, debido a las tensiones ejercidas por el peso extra de la batería.

Ante el avance de las ventas de vehículos eléctricos, los propietarios de los mismos visitarán cada vez más los talleres independientes en el futuro próximo. Por ello, deben plantearse complementar la formación de sus empleados para trabajar con vehículos de alto voltaje y encontrar el mejor acceso a los recambios adecuados para los vehículos eléctricos.

ZF Aftermarket es uno de los proveedores preferidos por su amplia gama de recambios para vehículos eléctricos y porque ofrece formación en alto voltaje bajo la iniciativa ZF [pro]Tech.

Suspensión y frenos

ZF, ante la fiabilidad y bajo mantenimiento de los coches eléctricos, señala que, debido al gran peso de la batería, el sistema de tracción es entre 300 y 500 kilos más pesado que los vehículos convencionales de tamaño comparable, por lo que ejercen una tensión significativamente mayor en los muelles, amortiguadores y soportes. El alto par de los motores eléctricos también supone mayor presión sobre las piezas de la suspensión y aumenta el desgaste de los neumáticos. Por lo tanto, los talleres deben observar de cerca la suspensión de estos vehículos.

Respecto a los frenos, asegura que estos vehículos desaceleran eléctricamente en muchas situaciones de conducción, por lo que se utilizan menos. Como resultado, los discos de freno pueden corroerse y las pastillas, endurecerse. Como los eléctricos son muy silenciosos, los propietarios notan rápidamente cualquier traqueteo en la suspensión o frenos chirriantes, mucho más que con los vehículos de combustión de gasolina o diésel, porque el ruido del motor amortigua estos ruidos.

Recambios para eléctricos

Con una amplia gama de piezas de recambio de sus marcas Lemförder (componentes de dirección y suspensión), Sachs y Boge (amortiguadores) y TRW (frenos), ZF Aftermarket apoya las operaciones de automoción en los casos de reparación de la suspensión. La gama se extiende desde el Nissan Leaf hasta los modelos Tesla S y X. Un disco de freno especial para el Tesla Model S está disponible con la marca TRW y las pastillas de freno silenciosas de la marca TRW “Electric Blue” es adecuada para prácticamente todos los coches eléctricos del mercado europeo.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña