Electromecánica | Mitos falsos relacionados con la reparación de vehículos eléctricos

Formar al personal y equiparse con equipos y herramientas específicas, recomendaciones de Cesvimap para afrontar las intervenciones sobre este tipo de vehículos.

José María Cáncer, director general de Cesvimap, en el XXIX Congreso de Faconauto
José María Cáncer, director general de Cesvimap, en el XXIX Congreso de Faconauto

La llegada y expansión del vehículo eléctrico ha hecho que se extiendan ciertos mitos sobre incidencias específicas en esta clase de modelos durante su reparación. Y es hora de rebatirlos y demostrar que son falsos. Es lo que hizo José María Cáncer, director general de Cesvimap, durante su intervención en uno de los workshops programados en el XXIX Congreso de Faconauto, celebrado en Madrid los días 5 y 6 de febrero.

Ni hay riesgo de electrocución cuando un coche eléctrico se sumerge ni tampoco hay más posibilidades de que arda en caso de accidente respecto a un vehículo de motor térmico, aseguró el máximo responsable de Cesvimap, quien también rechazó la falsa y extendida idea de que las baterías se dañan cuando se pinta un coche eléctrico en una cabina. Además, la reparación de carrocería es igual de segura que en vehículos con otra motorización, ya que se utilizan los mismos procesos, herramientas y equipos.

Por tanto, no hay razones para que los talleres afronten con temor la intervención sobre vehículos eléctricos, siempre que cuenten con un personal formado, cualificado en la identificación de sistemas eléctricos y cuenten con equipos y herramientas específicas y elementos de protección para el trabajo.

José María Cáncer aseguró también que ante el descenso de ingresos que supone el menor coste de mantenimiento de un vehículo eléctrico, hasta el 54% respecto a modelos térmicos, aparecen otras oportunidades de negocio vinculadas a la electrificación, como la reparación y regeneración de baterías antiguas, la reparación de la electrónica de potencia de baterías o la instalación de cargadores en los propios talleres, que abre vías para el aumento del tráfico de clientes y, por tanto, de generación de ingresos.

En todos los casos, aseguró el director general de Cesvimap a una audiencia formada mayoritariamente por representantes de concesionarios, lo fundamental es “mentalizarse, anticiparse, formar al personal y equiparse” para atender las nuevas necesidades que plantea la posventa del vehículo eléctrico.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña