Concesionarios | El Gobierno baraja poner fin a las ventas de vehículos de gasolina y diésel en 2040

La futura ley de cambio climático comprometería el futuro a corto y medio plazo del sector del automóvil.

París, Madrid y Atenas se han sumado a esta tendencia para reducir los niveles de contaminación
La prohibición plantea un horizonte temporal demasiado avanzado

Parece que el Gobierno no está dispuesto a abandonar la batalla contra los combustibles fósiles en la automoción. El primer documento de trabajo de la futura ley de cambio climático y transición ecológica, preparado por el Ministerio para la Transición Ecológica, propone, entre otras medidas, prohibir las ventas de turismos y vehículos comerciales impulsados por gasolina, gasoil o gas natural -incluyendo híbridos- a partir de 2040.

Asimismo, el Gobierno plantea trabajar con los ayuntamientos para prohibir en 2050 la circulación de los vehículos que emiten gases de efecto invernadero, fundamentalmente dióxido de carbono, informa 'El País'. Y propone establecer la obligación de instalar puntos de recarga eléctricos en las gasolineras, marcando plazos en función del volumen de ventas de cada estación.

También en el ámbito municipal, el ministerio también propone implantar áreas restringidas a los automóviles más contaminantes en las ciudades de más de 50.000 habitantes "no más tarde de 2023".

Aunque se trata de un documento enviado por el ministerio a los partidos políticos, sí permite adivinar las líneas maestras del proyecto de ley de cambio climático y transición energética, que llegará al Congreso a final de año.

Prohibir la venta de "turismos y vehículos comerciales ligeros con emisiones directas de dióxido de carbono" para 2040 plantea, eso sí, un horizonte temporal demasiado avanzado. Y arroja dudas sobre las posibilidades del Ejecutivo del PSOE, que se encuentra en minoría en el Congreso, de sacar adelante una ley que marcaría el futuro a corto y medio plazo del sector del automóvil español.

Aunque existe un consenso básico entre los cuatro grandes partidos nacionales sobre la "descarbonización del transporte", hay formaciones, como el PP, que se han mostrado contrarias a medidas radicales. Mientras, otras como Ciudadanos, han criticado la persecución al diésel vía impuestos.

Es cierto que otros países de nuestro entorno, como Reino Unido y Francia, han planteado prohibir las ventas de vehículos de gasolina, diésel, híbridos y gas natural en 2040, pero el propio Ministerio para la Transición Ecológica sostiene que los objetivos de reducción de CO2 que plantea son más ambiciosos de los que exige la Comisión Europea.

Cursos de Academia Infotaller

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña