Chapa y pintura | Cómo evitar la aparición de velados durante el repintado

Las condiciones ambientales pueden provocar la aparición de estas nubes sobre la capa de pintura.

Proceso de repintado de un vehículo
Proceso de repintado de un vehículo

El repintado de un vehículo es uno de los procesos más delicados de los que se realizan en el taller. Cualquier fallo del profesional o factor ambiental puede arruinar el trabajo de varias horas. Uno de ellos, es el velado, es decir manchas con forma de nubes que aparecen en la superficie de la pintura.

Para evitar la aparición de este tipo de defectos, hay que tener muy en cuenta las condiciones climatológicas externas. En primer lugar nunca hay que pintar fuera de la cabina, ya que este espacio proporciona una atmósfera controlada y óptima para que la pintura se adapte al vehículo. Del mismo modo, si la humedad supera el 80% es más probable que aparezcan las nubes.

En cuanto a los materiales, hay que usar los disolventes y diluyentes que recomiende el fabricante, así como utilizar estos productos adecuados a la temperatura de aplicación. En el compresor, comprobar que no se forme condensación de agua.

Además, desde Norton, recomiendan que, si se realiza el secado a temperatura ambiente, no interrumpir la renovación del aire y seguir las especificaciones para controlar el espesor o la cantidad de pintura.

Causas de los velados

Hay varios factores que influyen en la aparición de estos defectos. Por un lado, señalan que puede deberse a una falta de renovación del aire durante el secado a temperatura ambiente. Por la existencia de agua en la red de aire comprimido; o por condiciones climatológicas adversas como lluvia, frío o alta humedad.

Además, el exceso de espesor o el uso de disolventes o diluyentes rápidos pueden hacer que los pigmentos de la pintura no se repartan de forma homogénea y surjan las nubes.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña