Chapa y pintura | 7 errores a evitar cuando usamos una pistola barnizadora

Sólo obtendremos un resultado óptimo si cuidamos la limpieza y el empleo de todos sus componentes.

Pistola de pintura Sata
Hay que vigilar la limpieza del eyector y del aire

El pintado y barnizado son operaciones delicadas que requieren un buen estado de la pistola barnizadora. Hay una serie de errores que debemos evitar en su manejo, y también en su conservación. Como estos 7 en los que incide SATA:

  • Limpiarla con una herramienta inadecuada. Muchas veces se usan clips o cepillos de cerdas metálicas para limpiar el eyector. Esto altera el cuadro de rociado, con la consecuencia de que habrá que sustituir el juego de eyectores por uno nuevo para conseguir un resultado óptimo.
  • Forzar las partes del eyector al desmontarlas. Si aflojamos y apretamos el eyector de pintura con una herramienta distinta a la que va incluida al volumen de entrega, es probable que se dañen las superficies de contacto hermético de la parte delantera y posterior del eyector de pintura.

  • Limpiar con un diluyente sucio. Si metemos la pistola barnizadora en un baño de diluyente, con el tiempo se obstruyen los canales de aire en la pistola con restos de barniz. Por ello, al limpiarla a mano hay que tener cuidado para que ninguna partícula de suciedad pueda llegar al interior del cuerpo de la pistola por la entrada de aire o los taladros del eyector de pintura.

  • Suciedad en el aire comprimido. Si el aire comprimido está contaminado con elementos como agua, partículas o aceite, el barnizado será defectuoso. Para obtener buenos resultados de barnizado es imprescindible el acondicionamiento óptimo del aire comprimido.

  • Piezas del eyector defectuosas. Usar un juego de eyectores completo garantiza la máxima precisión. Por el contrario, mezclar distintos componentes de eyectores merma la calidad de funcionamiento del cuadro de rociado.

  • Ajustar mal la presión de entrada. La presión dentro de las mangueras y uniones de aire comprimido disminuye continuamente con el diámetro y la longitud. Así, en una manguera de 10 metros de longitud  y 6 mm de diámetro, en lugar de los 3 bares ajustados en el filtro llegan sólo 1,5 bares a la pistola. Por ello es importante medir la presión en la entrada de la pistola.

  • No proteger las vías respiratorias. Los vapores y los polvos en el taller de barnizado son nocivos desde el primer segundo. Por lo cual, hay que usar una protección respiratoria adecuada aunque sólo vayamos a barnizar durante unos minutos. 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña