Reparación | ¿Cómo saber si el motor de un vehículo ha gripado?

La falta de refrigeración o de lubricación en un automóvil son las causas más frecuentes de esta avería.

El gripado del motor es una de las averías más serias del automóvil
El gripado del motor es una de las averías más serias del automóvil

El gripado es la avería más seria que puede causarse en el motor de un automóvil. Esta acción se refiere al bloqueo que sufren ciertos componentes metálicos del motor de combustión interna, ya sean de diésel o gasolina, a causa de un sobrecalentamiento agudo del mismo.

Debemos tener en cuenta, que a pesar de la calidad de las piezas, el continuo rozamiento de las superficies metálicas de nuestro vehículo puede ocasionar un desgaste de su forma original. A su vez, esta fricción provoca la dilatación del metal, siendo necesario su control a través de sistemas de refrigeración y lubricación del automóvil.

Una de las causas más comunes por la que ocurre el gripado del motor es por la acción del pistón y el cilindro, sobre todo en la parte superior de este último. También pueden griparse las válvulas a sus guías, los cojinetes del cigüeñal a las bielas, e incluso el cambio al diferencial.

Prevenir las causas que ocasionan el gripado del motor es sencillo, según explica Ro-des. Para ello, es necesario realizar un correcto mantenimiento y evitar una mala lubricación, ya sea por falta de presión o por la pérdida de las cualidades del aceite; una refrigeración pobre, un fallo del segmento de comprensión por la rotura de la capa de lubricante o un desequilibrio de las bielas.

En definitiva, la falta de refrigeración o de lubricación en un coche podrían dar como resultado el gripado del motor, y como consecuencia directa, este por lo general no arranca. Pero entre otros síntomas, al tratarse de una avería que se produce con el vehículo en marcha, se nota una pérdida de potencia y una disminución de la velocidad, además, el motor comenzará a emitir un sonido ruidoso y metálico. Si las condiciones de circulación lo permiten, lo aconsejable es levantar el pie del embrague permitiendo que el aceite lubrique el cilindro y baje la temperatura, procedimiento después a la inmovilización del automóvil. Una vez frío, si se logra solucionarse esta causa, normalmente por falta de agua o aceite, puede retomarse la marcha a una velocidad media.

CÓMO EVITAR QUE ESTA AVERÍA TERMINE EN LA ROTURA DEL MOTOR

Todos los profesionales recuerdan que es fundamental controlar los sistemas de lubricación y refrigeración del vehículo para prevenir que gripe el motor. Además, es importante seguir estos consejos:

  • Prestar atención al cuadro de mandos para comprobar que la temperatura no sube demasiado o los indicativos de la presión del aceite.
  • Revisar el nivel de los líquidos y su estado.
  • Evitar aceleraciones bruscas en frío.
  • Comprobar el buen juego del cilindro y el pistón, el estado de los cojinetes del cigüeñal y revisar que los manguitos flexibles no presenten fugas.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña