Reparación | Principales desafíos de la cadena de distribución en tiempos de Covid

Automechanika ha celebrado su primer encuentro "Hablemos de negocios" centrado en el impacto del coronavirus en el mercado.

Los principales desafíos de la cadena de distribución en tiempos de Covid
Proveedores internacionales que han participado en la primera charla de Automechanika

Automechanika ha celebrado la primera charla de la serie "Hablemos de negocios" centrada en el impacto del coronavirus en el mercado de accesorios de automoción, así como los desafíos que ello ha planteado a la cadena de suministros.

En este primer encuentro han participado Manfred Baden, presidente de Automotive Aftermarket Robert Bosch GmbH; Rolf Sudmann, vicepresidente ejecutivo de ContiTech; Jean-Francois Bouveyron, vicepresidente de posventa EMEA Delphi Technologies Aftermarket; Michael Söding, CEO Automotive Aftermarket Schaeffler AG; y Helmut Ernst, vicepresidente senior de Aftermarket ZF AG.

Calificado este periodo como una montaña rusa, Jean-Francois Bouveyron ha hecho hincapié también en "la resistencia del mercado de accesorios" que ha logrado recuperarse significativamente en verano pese a la drástica caída experimentada en marzo. Y es que tras el primer trimestre inicial, el sector comenzó una lenta recuperación. "Hemos aprovechado el tiempo para mejorar la gestión y los procesos dentro de la cadena de suministro. Además, hemos reforzado nuestra colaboración con muchos de nuestros socios, especialmente en los campos de la digitalización y la previsión. Es por eso por lo que tengo confianza en el futuro", ha apuntado Rolf Sudmann al respecto.

En Bosch, por ejemplo, las cadenas de suministro de Bosch se mantuvieron estables, lo que, como ha afirmado Manfred Baden, "brindó una muy buena base para la aceleración en los últimos meses. Hoy podemos decir que la demanda ha mejorado notablemente en casi todas las áreas de productos del mercado de accesorios".

Todos los participantes en el primer encuentro de charlas y debates de Automechanika han coincidido al manifestar que una buena y organizada gestión de la crisis ha sido esencial a la hora de evitar el cierre de la producción y resolver la logística. Además, se ha señalado la importancia de mantener el contacto directo con el cliente, lo que permite que la empresa pueda reaccionar de forma rápida y flexible ante los cambios.

Por su parte, Helmut Ernst, ha resaltado que la crisis del coronavirus ha generado una aceleración de los procesos de consolidación de la industrial, agregando que "el Covid-19, en combinación con la movilidad eléctrica y la escasez de fondos, ha impulsado realmente la consolidación de los procesos".

Respecto a las previsiones a futuro, la evolución cambiante de la situación sanitaria no permite hacer un pronóstico. "La situación nos obliga a ser extremadamente ágiles. Nos enfrentamos a una segunda ola, y existe una gran incertidumbre sobre el final del año", ha apuntado Jean-Francois Bouveyron, en la misma línea que Manfred Baden, que señalaba la necesidad de "vigilar de cerca la situación para que podamos ser capaz de reaccionar rápidamente cuando surja la necesidad".

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña