Reparación | El coche autónomo obligará al sector de los seguros a replantear su negocio

Las primas podrían reducirse, mientras los fabricantes ocupan el lugar de los conductores como asegurados.

La UE duda si los datos debieran estar protegidos al ser generados de forma automática
Se espera que los vehículos autónomos reduzcan drásticamente el número de accidentes

Hasta ahora, el riesgo de accidentes era la base del negocio del sector de seguros del automóvil. Sin embargo, la llegada y popularización de los vehículos autónomos reducirá drásticamente la siniestralidad, lo que obligará al sector a replantear su modelo de negocio.

En torno al 90% de los accidentes de tráfico se debe a errores humanos. Aunque las máquinas no son infalibles, se espera que la conducción automática reduzca al mínimo el número de accidentes actualmente provocados por la intervención humana. De hecho, ese es uno de sus potenciales atractivos. Lo cual lleva a preguntarse si en ese contexto los seguros de automóvil seguirán siendo necesarios.

Según un informe publicado por Accenture y recogido por Economía Digital, las primas podrían reducirse hasta un 12,5% en 2035 ante la expansión del coche autónomo. Es cierto que menos accidentes implicarán menos gasto en indemnizaciones por parte de las aseguradoras, y menos dinero en reparaciones para los talleres, pero Accenture advierte al sector de que la caída de los ingresos por primas superará esas ganancias.

Es previsible, no obstante, que las nuevas pólizas dirigidas a los propietarios de coches autónomos compensen parte de esas pérdidas. Las compañías no disponen por el momento de datos suficientes para calcular el riesgo en los primeros seguros de coches autónomo, lo que para Economía Digital redundaría en la subida inicial del precio del seguro. 

Aun así, a medida que los vehículos autónomos se conviertan en un elemento habitual en las carreteras, el sector seguros se enfrentará a una transformación inevitable. Las grandes aseguradoras ya están trabajando para comprender cuanto antes mejor el paradigma derivado de esta nueva tecnología y, con ello, detectar y aprovechar las oportunidades que generen. 

Una de estas transformaciones futuras sería el desplazamiento del asegurado. Desde el consumidor, que ya no será el sujeto de riesgo, hacia los fabricantes y los desarrolladores del software que controla estos vehículos. Habrá que ver si la recomendación de los talleres seguirá estando a cargo de las aseguradoras, o bien serán los fabricantes, como tomadores masivos de seguros, los que empiecen a presionar para que las reparaciones se efectúen en sus redes. 

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña