Reparación | Testigo directo de las actuaciones del Seprona contra los talleres ilegales

El canal DMAX ha querido mostrar cómo es un operativo del Seprona desde dentro y cómo se encarga de perseguir los daños medioambientales que causan estos talleres, así como las actividades ilegales que se realizan en plena calle.

Un litro de aceite de motor usado puede convertir en tóxicos un millón de litros de agua, por lo que su poder contaminante es muy alto. El Seprona se encarga de perseguir los daños medioambientales que causan los talleres ilegales, así como las actividades sin licencia que se realizan en plena calle. 

Según Cetraa, cerca de 9.000 talleres operan de forma ilegal en España, por lo que es necesaria la rápida intervención de los agentes, para evitar males mayores.

Así, en el canal DMAX han querido mostrar cómo es un típico operativo del Seprona, que según se muestra, tiene dos fases; acudir al lugar de la sospecha o denuncia e intervenir si es necesario. Según este cuerpo policial, Andalucía es la comunidad autónoma con mas talleres ilegales identificados al año.

OPERATIVOS

En un primer momento, vemos como los agentes se dirigen a un local que claramente no está homologado, puesto que los que sí lo están tienen en su fachada la placa identificativa expedida por la Consejería de Industria. Al comprobar la matrícula, confirman que el coche que se encuentra dentro del local está dado de baja; el agente sospecha y echa un vistazo al taller, dándose cuenta de que no hay señales de actividad propia de un servicio de reparación y mantenimiento. Este tipo de talleres suponen un fraude a la Hacienda Pública de unos 230 millones de euros al año.

También podemos observar un segundo operativo en el que dos agentes descubren a un hombre realizando actividades de reparación y mantenimiento sin licencia, con el peligro que eso conlleva. Cambiar el aceite en vía pública se sanciona con 3.000 euros; además, tiene el peligro del lubricante, con alto contenido en metales pesados.

Por último, un tercer operativo en el que denuncian la existencia de una mancha de aceite que proviene de un taller cercano, han parado las obras por peligro a que esta sustancia se junte con el hormigón y debilite la estructura. El Seprona habla con el dueño taller y este les explica: “Tenemos un montacargas donde subimos los coches, ha debido haber alguna avería y ha pasado el aceite”.

Con la primera fase del operativo completada, los agentes comienzan la investigación y según los resultados tomarán un camino u otro.

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña