Reparación | Europa estudia la legalidad de prohibir la venta de coches que emitan CO2 en 2040

Los datos de la Comisión apuntan a que la electrificación supondrá generación neta de empleo, según Miguel Arias Cañete.

Según el comisario europeo, habrá sectores en los que el motor de combustión interna deberá seguir
Según el comisario europeo, habrá sectores en los que el motor de combustión interna deberá seguir

La posible prohibición de vender en España coches con emisiones directas de dióxido de carbono (CO2) a partir de 2040 será analizada por la Comisión Europea para confirmar si se ajusta a la normativa del mercado interno, según ha indicado el comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía, Miguel Arias Cañete, en una entrevista para La Tribuna de Automoción de la que se hace eco Europa Press.

Arias Cañete ha asegurado que "no le consta" que ningún otro país haya fijado por ley la prohibición de vender determinados vehículos y ha añadido que "habrá sectores en los que el motor de combustión interna deberá seguir y los fabricantes tendrán que ver cómo cumplen los objetivos de emisiones”.

Asimismo, el comisario europeo apunta que desde la Comisión no se plantean prohibiciones de venta de vehículos, ya que su labor es "establecer trayectorias con la contribución de cada sector a la descarbonización pero no proponer medidas concretas drásticas".

Por su lado, el Consejo y el Parlamento Europeo se encuentran debatiendo la estrategia para 2050 con los objetivos de reducción de emisiones elaborados por la Comisión. En estos momentos, el debate sobre si se establece un objetivo del 35% o 45% de emisiones se encuentra estancado por la "poca flexibilidad" de las partes.

En el caso de que no hubiera acuerdo en esta legislatura, se mantendrían los objetivos de 95 gramos ya establecidos "y no iríamos en el camino de atajar las emisiones", apunta Arias Cañete.

Además, el debate está considerando el número de puntos de carga, que podría llegar a los 2,8 millones con el 35% de nivel de emisiones. No obstante, el comisario afirma que "no se puede conseguir este objetivo haciéndolo obligatorio únicamente en gasolineras", ya que se trata de "puntos públicos de recarga".

Con respecto a la posible pérdida de empleo que causaría la electrificación, Arias Cañete ha afirmado que "los datos de la Comisión apuntan a que la electrificación acaba con generación neta de empleo". Sin embargo, ha añadido que se producirán "impactos claros" en los fabricantes y externalidades que deberán "corregirse".

Otras de las vías que apunta para reducir las emisiones de carbono son la fiscalidad, ayudas directas a través del presupuesto comunitario o los antiguos planes Renove. También afirma que "hay que hacer una transformación justa que permita la reubicación de trabajadores en el sector y la formación de nuevos especialistas".

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña