Reparación | Desmantelado en Ávila el mayor taller clandestino para fabricar dobles fondos

La operación ha concluido tras un año de investigación con un total de 26 personas detenidas. Según la Guardia Civil, el taller recibía encargos de organizaciones de narcotraficantes de España y de países europeos.

Los detenidos fueron sorprendidos en plena fabricación de los dobles fondos
Los detenidos fueron sorprendidos en plena fabricación de los dobles fondos

La Guardia Civil ha desmantelado este jueves en Ávila el mayor taller clandestino de España dedicado a la fabricación de dobles fondos. En la operación, llamada “Caletas”, han sido detenidas 26 personas, a las que se les imputan los delitos de tráfico de drogas, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y delito contra los trabajadores.

La operación ha concluido tras un año de investigación, cuando estas personas fueron sorprendidas en plena actividad de fabricación de las “caletas” en 16 turismos de alta gama, dos furgonetas, tres tractocamiones, seis semirremolques y dos motocicletas.

Según informa la Benemérita en un comunicado, el taller tenía varias sedes ubicadas en zonas aisladas de Piedralaves y Casavieja, y los vehículos en los que practicaban los dobles fondos procedían de diferentes regiones de España, pero también de otros países como Francia, Bélgica, Alemania o Italia.

Gracias a la colaboración con otras policías europeas, los investigadores pudieron detectar más 90 vehículos en los que el taller desmantelado había construido los dobles fondos. De hecho, algunos de ellos han sido intervenidos en varios lugares transportando diversas cantidades de droga en esas caletas diseñadas en Ávila.

En las naves, los detenidos habían montado una verdadera infraestructura de cadena de montaje, con una espectacular inversión en medios. De esta forma, contaban con especialistas tapiceros, electricistas, forjadores, soldadores, o chapistas que, aunque disponían de todo lo necesario para trabajar a la vez en más de diez vehículos, se encontraban en situación irregular y no estaban dados de alta.

Asimismo, al parecer cada vehículo tenía una clase de “caleta” adaptada a las características de ese modelo, algunas muy sofisticadas, con aperturas ocultas, unas mecánicas y otras combinadas con eléctricas e hidráulicas. Además, la Guardia Civil ha detectado cómo estaban fabricando también todo tipo de muebles con dobles fondos, de características similares a las de los vehículos, con el fin de ocultar cualquier efecto.

Por su parte, el Seprona ha denunciado también a los responsables del taller por carecer de cualquier clase de autorización para el tratamiento de residuos que estaban llevando.

 

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña