Reparación | Cuidado con lo que compartes a partir de ahora en las redes sociales de tu taller

La nueva directiva de la UE establece el bloqueo de la publicación de contenidos con derechos de autor.

El uso de las redes sociales depende de la edad, género y procedencia de los usuarios
Se podrá seguir compartiendo contenidos si se tiene autorizacion de los propietarios

Las redes sociales son, más que las páginas web, la forma utilizada por muchos talleres para darse a conocer y relacionarse con sus clientes y amigos. Además de los datos de contacto y la información sobre sus productos y servicios, la mayoría comparte contenidos de otras páginas y perfiles para enriquecer su cuenta. Desde consejos prácticos a los siempre socorridos memes de choques graciosos o perros jugando con llaves inglesas.

Un panorama habitual en las redes sociales de los profesionales de la reparación que se encuentra en riesgo de cambiar drásticamente. El Parlamento Europeo aprobó el martes la reforma del copyright que llevaba en desarrollo desde 2016, que introduce numerosas restricciones a la hora de compartir contenidos en internet.

Esta reforma de los derechos de autor plantea cambios relevantes en muchas áreas, pero son los artículos 11 y 13 los que más afectarán a los contenidos que se publican en redes. Las plataformas como Twitter, Facebook o Instagram deberán implantar filtros de copyright para los contenidos que se comparten en ellas.

Dichos filtros vigilarán si el contenido que se publica está sujeto a derechos de autor. En caso afirmativo, si no dispone de permiso del propietario de los derechos (que no siempre coincide con el autor), será bloqueado automáticamente.

Es decir, se podrá seguir compartiendo contenidos si se cuenta con la autorizacion de los propietarios de esos derechos de autor, o se pueda demostrar que se ha intentado conseguirla por todos los medios posibles. 

Los memes, exentos

La Directiva de derechos de autor afecta tanto a imágenes como a textos, gifs animados, canciones, clips de vídeo, etcétera. La única excepción se refiere a aquellos de contenido humorístico, los populares memes. "Se permite explícitamente el uso de trabajos existentes con fines de cotización, crítica, revisión, caricatura y parodia. Esto significa que los memes y las creaciones de parodias similares se pueden utilizar libremente", asegura la Comisión Europea.

Asimismo, se reconoce el derecho de los usuarios a impugnar rápidamente cualquier eliminación injustificada de su contenido por parte de las plataformas de redes sociales. Pero, habida cuenta del funcionamiento actual de los filtros de contenidos de Facebook o Google y las incontables dificultades a las que se enfrentan aquellos que discrepan de las medidas tomadas por estas plataformas, todo apunta a que esta capacidad de impugnación será reducida.

En definitiva, a partir de ahora habrá que tener cuidado con lo que se comparte en las páginas y redes sociales del taller. Parece que podrán seguirse publicando sin pudor vídeos de gatos volcando bandejas llenas de aceite usado, pero para los contenidos "serios", como noticias o informaciones técnicas, se necesitará contar con el permiso de la fuente original. 

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña