Reparación | Componentes innovadores a los que harán frente los talleres

Honda incorpora un sistema de retrovisores con cámara que sustituirá a los tradicionales en su modelo e.

Sustituirá a los actuales espejos retrovisores convencionales por unas cámaras compactas
Sustituirá a los actuales espejos retrovisores convencionales por unas cámaras compactas

La tecnología se está adueñando del sector de la automoción, es una realidad. Los profesionales mecánicos deben actualizarse para hacer frente a los nuevos problemas con los que llegarán los usuarios a los talleres de reparación.

Sistemas operativos que controlan los componentes del vehículo, equipos de audio y vídeo, sensores o cámaras serán algunos de los nuevos elementos que coparán las reparaciones en un futuro próximo. Todo, unido a vehículos eléctricos o híbridos que incorporarán nuevos tipos de baterías y motores.

Los fabricantes de vehículos comienzan a incorporar este tipo de elementos de serie en sus vehículos. Entre las últimas innovaciones se encuentra el Sistema de Retrovisores por Cámara que incorporará el nuevo vehículo eléctrico urbano Honda e y que la compañía ha anunciado que se incluirá de serie en la versión final de producción.

Este sistema, sustituirá a los actuales espejos retrovisores exteriores convencionales por unas cámaras compactas que transmiten imágenes en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el interior del vehículo. Dichas pantallas, ubicadas en ambos extremos del salpicadero, se han colocado de forma ergonómica para que el conductor disponga en todo momento de una visión cómoda y natural.

A diferencia de los retrovisores exteriores convencionales, las cámaras quedan integradas en el perfil del vehículo y no sobresalen respecto a los pasos de rueda.

De esta manera, no solo se mejora la visibilidad, sino que las cámaras compactas reducen la resistencia aerodinámica alrededor de un 90% en comparación con los espejos retrovisores exteriores convencionales, lo que supone una mejora en la aerodinámica general del vehículo del 3,8% aproximadamente, y contribuye a la eficiencia y la autonomía del automóvil. Además, se consigue una disminución significativa del ruido del viento que generan normalmente los espejos retrovisores exteriores a altas velocidades.

Asimismo, el diseño de los soportes en los que están alojadas las cámaras se ha concebido para evitar que se formen gotas de agua en las lentes, ya que incorporan un revestimiento hidrófugo en la superficie para impedir la acumulación del agua residual.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña