Reparación | Baterías de ciclo profundo, soluciones energéticas de futuro

Ofrecen una mayor autonomía para vehículos que necesitan un flujo de energía constante.

Batería de alta densidad Innolith
Batería de alta densidad Innolith

Las soluciones para la acumulación energética en los vehículos son un tipo de componente que en los últimos años no se ha dejado de innovar. La aparición de vehículos de gran potencia, sumado a los eléctricos e híbridos (que cada vez incorporan más sistemas) ha hecho que sea necesario crear nuevas baterías que ofrezcan más energía.

Las baterías tradicionales, creadas para ofrecer una máxima potencia en un corto periodo de tiempo (imprescindibles para el arranque del vehículo, entre otros procesos), se han visto obligadas a compartir el mercado con las conocidas como baterías de ciclo profundo.

Este componente ofrece una mayor cantidad de energía, sin embargo, a una velocidad constante. Además, ofrecen una mayor autonomía sin necesidad de ser recargadas con el alternador. Se trata de un material diseñado, principalmente, para autocaravanas (que necesitan una energía constante), camiones o vehículos de construcción, es decir, aquellos que precisan una gran cantidad de electricidad.

Los componentes de las baterías de ciclo profundo son más grandes que los de las baterías normales, sin embargo, desde el punto de vista técnico, requieren un mayor tiempo de carga. Desde Auto Moto recomiendan cargas de unos tres amperios/hora antes del primer uso. Del mismo modo, también será necesario recargarla antes de que esté por debajo de los diez voltios.

Las de ciclo profundo presentan una solución eléctrica perfecta para las nuevas realidades del sector de la automoción, con vehículos eléctricos y sistemas ADAS que requieren de una potencia constante para funcionar.

Entre los tipos de baterías de ciclo lento están las de plomo abiertas, de plomo cerradas, de gel AGM y de ion-litio.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña