Reparación | La llegada de los ADAS y su repercusión en los talleres

Los asistentes a la conducción modificarán el trabajo de los profesionales mecánicos.

Coche conectado
Los vehículos conectados reducirán los accidentes

El sector de la automoción, y con él los talleres, afrontan una nueva era llena de retos con la irrupción de las nuevas tecnologías que incorporarán los vehículos en el futuro. Según las previsiones que maneja el sector, la llegada de los automóviles conectados, así como los asistentes de ayuda a la conducción (ADAS), reducirán las visitas al taller y las reparaciones graves, mientras que se mantendrán e incluso crecerán las actuaciones en chapa y pintura debidas a daños leves.

En este escenario, será necesaria la actualización de los talleres para acompañar la evolución del sector de la automoción, tanto en técnica como en tecnología.

Baterías más potentes

Los sistemas ADAS tendrán como consecuencia directa un necesario cambio en los sistemas de acumulación de energía. Así, con el crecimiento de los sistemas electrónicos que incorpora el vehúculo, las baterías deberán aumentar su potencia para alimentar estos nuevos componentes. Equipos como el freno de mano electrónico, cada vez más común en el mercado; pantallas con sistemas de Mp3, vídeo, navegación y control de los tipos de motor o sensores, entre otros, son elementos que consumen energía, que deberán proporcionar las nuevas baterías.

De este modo, la batería cobra especial importancia en los nuevos vehículos, más aún en el caso los coches eléctricos, en los que, además de alimentar los sistemas integrados del vehículo, la batería debe propulsar el coche y mantenerlo con una autonomía aceptable para los trayectos.

Nuevos tipos de reparaciones

GT Motive sea hecho eco de un informe del ICDP que apunta que los talleres de carrocería serán los grandes beneficiados de estos cambios, ya que, aunque se reducen los accidentes de tráfico, principalmente por colisión, aumentan los desperfectos por impactos por alcance. Sin embargo, la compañía destaca este incremento siniestros más leves es una tendencia a la baja que, con el paso de los años y la consolidación de estos sistemas en el parque móvil, este tipo de accidentes disminuirán. En contrapartida, aumentará el coste de las reparaciones por elementos como los sensores de proximidad o las cámaras que se incluyen en las carrocerías.

La empresa señala además que el futuro de las reparaciones en los talleres pasará por un necesario salto informático, tanto desde el punto de vista de las reparaciones (actualizaciones) que tendrán que realizar como de las herramientas que utilizarán para ello. El profesional contará con nuevos softwares que se encargarán de la calibración de los componentes electrónicos de los vehículos, en los que se ocupará de la actualización de los servicios que ofrece: música, asistencia en carretera, entretenimiento, etc.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña