Reparación | Qué valores no se pueden superar en la prueba de gases de la ITV

La prueba de gases es una de las pruebas que más rechazos suele provocar.

La preferencia por unas horas del día u otra también forma parte la rumorología
La prueba de gases contaminantes mide la cantidad de humo que expulsa el vehículo

Falta menos de un año para que las estaciones ITV españolas endurezcan las pruebas después de que la Unión Europea les exigiese que reforzasen los exámenes en aspectos como la seguridad. Sin embargo, otro elemento de la prueba amenaza con volverse más estricto, se trata de la medición de gases contaminantes.

Una prueba en la que gran parte de los vehículos, sobre todo los diésel matriculados antes de 2011 suele fallar simplemente por expulsar demasiado humo por el tubo de escape. Se trata de una prueba que, no mide fallos del motor analizando el tipo de humo que se expulsa, sino que valora la cantidad. Tras tres aceleraciones, la media de los valores no debe superar 0,7 (calificación Euro 6), 1,5 (Euro 4 y Euro 5), 2,5 (motor diésel atmosférico matriculado antes de septiembre de 2008) y 3 (motor diésel sobrealimentado matriculado antes de septiembre de 2008).

Con las medidas llegadas desde Europa y el desarrollo de políticas más estrictas contra los gases contaminantes, en un futuro los valores que registra la prueba actualmente se endurecerán.

La acumulación de suciedad en el tubo y la contaminación son dos elementos que suelen hacer que el vehículo expulse más humo de lo normal, sin necesidad de que sea un fallo en elementos como los inyectores o en el EGR.

Por otro lado, si el vehículo es posterior a 2011, normalmente las ITV realizarán una medición a través de la centralita con el objetivo de buscar que el conductor no haya alterado los valores del sistema anticontaminación

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña