Reparación | Certificación y ozono: fortalezas y valor añadido para los talleres post Covid-19

Cesvimap analiza en un coloquio online las claves que ayudarán a hacer de los centros de reparación un lugar seguro.

Ángel M. Gómez, de Mapfre; Gloria Ortiz, de Mapfre; Francisco J. Alfonso Peña, de Cesvimap;  y Francisco J. Cobos, de Mapfre, participantes del coloquio
Ángel M. Gómez, de Mapfre; Gloria Ortiz, de Mapfre; Francisco J. Alfonso Peña, de Cesvimap; y Francisco J. Cobos, de Mapfre, participantes del coloquio

El objetivo de todos los propietarios de talleres es hacer de sus locales un entorno seguro para trabajadores y clientes, y que estos últimos sean capaces de recuperar la confianza y volver a las instalaciones para realizar el mantenimiento del vehículo. Para ello, son muchos los protocolos y guías de actuación que se han puesto en marcha para proteger estos espacios y garantizar que el trabajo se realiza de forma segura. En las últimas semanas, la atención se ha centrado en la existencia de certificaciones que confirmen la implantación de las medidas, y en el uso de máquinas de ozono para la desinfección de coches, como formas de atraer clientes hasta los talleres.

Con el fin de ofrecer todas las estrategias para hacer del taller un entorno seguro, Cesvimap ha organizado un webinar para repasar las claves que ayudan a proyectar esa imagen a los clientes. El encuentro, dirigido por Teresa Majeroni de Cesvimap, ha contado con la participación de Gloria Ortiz, jefa de Prevención de Riesgos Laborales de Mapfre; Francisco J. Alfonso Peña, consulting manager de Cesvimap; Ángel M. Gómez, coordinador de los Centros de Servicio del Automóvil de Mapfre; y Francisco J. Cobos, director de Proveedores de Automóviles y Patrimoniales de Mapfre.

Los expertos coinciden en que, con el fin o no de obtener una certificación que avale la implantación de protocolos contra el Covid-19, lo verdaderamente importante es que se sigan esas normas de actuación, que se pongan en marcha y se asimilen los nuevos comportamientos en la operativa habitual del taller. Tratar de reforzar la imagen que tiene el cliente y aumentar la confianza siempre es positivo, pero lo necesario es también trabajar por la seguridad.

En cuanto a las desinfecciones con ozono, todos los participantes han hablado de uso como complemento de un producto virucida recomendado por el Ministerio de Sanidad, ya que consideran que todavía no se ha verificado su efectividad al 100%. Francisco Javier Cobos ha señalado que durante "los primeros días, los clientes no querían desplazarse al taller, ha primado la recogida. Ahora que estamos entregando los primeros vehículos, no te lo piden como exigencia pero agradecen la limpieza con ozono". Aunque apunta un mayor debate por parte de los talleres sobre el uso recomendado del ozono, ya que los clientes lo que reclaman es que se minimice el riesgo de contagio y se presente su vehículo limpio y desinfectado con un producto adecuado y que garantice su seguridad.

Los protocolos de actuación del taller

A la hora de establecer la guía de actuación que marcará el trabajo en las instalaciones, es importante revisar las características de la empresa, el número de empleados y la actividad que se lleva a cabo. Igualmente, Gloria Ortiz ha apuntado a la necesidad de organizar el trabajo para que el número de empleados que coincida en las instalaciones sea el mínimo posible y se puedan garantizar las distancias de seguridad, recomendando las jornadas continuas durante este periodo. Además, ha señalado los vestuarios del taller como un lugar especialmente conflictivo, por lo que aconseja la entrada escalonada de los empleados.

También ha destacado las medidas higiene personal y de las instalaciones, el empleo de los equipos de protección individual, los sistemas de validación de los desinfectantes empleados, y las nuevas rutinas que engloban la intervención en los vehículos, entre otros aspectos a tener en cuenta.

Es importante que se valore la necesidad de formar a los empleados para que sepan cómo actuar frente al coronavirus e integren los nuevos hábitos de trabajo, medidas sobre el reajuste de horarios o la posibilidad de favorecer la conciliación familiar, y se siga un protocolo de actuación en caso de diagnosticar un positivo entre los empleados.

¿Cómo gestionar las visitas en el taller?

Los expertos de Cesvimap han coincidido en destacar la necesidad de organizar el trabajo e impulsar la atención bajo cita previa. Francisco Javier Alfonso Peña ha incidido en lo esencial que será recordar a los clientes que deben ser puntuales para poder recibir una atención óptima. Por su parte, para Francisco Javier Cobos, en esta fase de desescalada y en las posteriores, no se trata solo de que los talleres se adapten, ya que es necesario acostumbrar a los clientes. "Más que cambiar toda la estructura del taller, será clave apostar por distintos procesos en la recogida y entrega, asegurarse que no haya aglomeraciones en las instalaciones, pero siempre buscando la mayor efectividad", y apunta a que todo pasará por adaptar los talleres a nuevos modelos donde prime la recogida por parte del técnico o la cita previa.

En este sentido, no será necesario realizar grandes inversiones para acondicionar totalmente los talleres. "No se trata de cambiar los talleres de arriba a bajo, sí de readaptar", cambiando el actual modelo de trabajo para lograr una mayor organización y más efectividad. Ángel M. Gómez ha querido subrayar la importancia de trabajar con cita previa para hacer una planificación exacta del trabajo, algo que será vital en la era postcoronavirus.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña