Reparación | Audi y Umicore desarrollan un circuito cerrado para reutilizar las baterías de coches eléctricos

Más del 95% de los metales que las componen pueden ser recuperados y reutilizados.

Un buen mantenimiento alarga la vida útil de las baterías de híbridos hasta el 25%
Los materiales más valiosos podrían almacenarse en un banco de materias primas

Pese a que el automóvil eléctrico se considera popularmente el paradigma de la movilidad ecológica, lo cierto es que el impacto ambiental de estos vehículos dista mucho de ser igual a cero. Entre otros aspectos, el destino de los metales que componen las baterías, como el cobalto, el níquel y el cobre, cuando esta llega al final de su vida útil es un quebradero de cabeza medioambiental.

Para hacer frente a este problema, que crecerá a medida que el coche eléctrico se popularice, Audi y la compañía especializada en tecnología de materiales Umicore han estudiado las posibles tasas de reciclaje para los distintos componentes de la batería.

El resultado de los análisis de laboratorio es esperanzador: más del 95% de estos elementos pueden ser recuperados y reutilizados. Por ello, Audi y Umicore están desarrollando un circuito cerrado para que los componentes puedan utilizarse de nuevo cuando la batería sea desechada.

Así, los materiales más valiosos podrían estar disponibles en un banco de materias primas, desde donde se convertirían en nuevos productos. El objetivo es asegurar el suministro de estos materiales, con ciclos de entrega más cortos.

La compañía alemana ya está aplicando este enfoque a las baterías de alto voltaje de su nuevo vehículo eléctrico, el Audi e-tron. Su intención es recopilar información sobre el grado de pureza de los materiales recuperados, así como sus tasas de reciclaje y la viabilidad económica de conceptos como el de un banco de materiales. "Queremos ser pioneros y promover procesos de reciclaje. Esto también forma parte de nuestro programa para reducir las emisiones de CO2 en las compras", declaró a ABC Bernd Martens, director de Compras e IT de Audi.

Papel de talleres y concesionarios

Aunque la necesidad de dar una segunda vida a las baterías parece clara, aun no se ha determinado qué papel tendrán los talleres en este ciclo de reciclaje, clave para una movilidad eléctrica sostenible. En el concepto de Renault, que apuesta por la reutilización de las baterías de coches eléctricos en el hogar, las baterías se desmontan en los concesionarios y se envían a plantas de reciclaje en Francia.

El primer paso del reciclaje es el desmontaje completo de la batería y la rehabilitación o reciclado de todos sus componentes estructurales. Las células son tratadas aparte por especialistas en reciclaje, que recuperan metales como cobre, cobalto, níquel o litio mediante procesos hidrometalúrgicos.

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña