Información Técnica | ¿Las baterías AGM necesitan reacondicionamiento?

VARTA explica por qué una batería puede requerir un reacondicionamiento por su mal funcionamiento, que suele deberse a la sulfatación de las placas de la batería de plomo-ácido.

El reacondicionamiento de las baterías inundadas funciona con una sobrecarga controlada de la batería para aumentar la reacción química
El reacondicionamiento de las baterías inundadas funciona con una sobrecarga controlada para aumentar la reacción química

Cuando un coche llega a un taller con un problema de batería, el chequeo de la misma nos dirá si es necesario cambiarla o si por el contrato es suficiente con un reacondicionamiento. En este último caso, el mal funcionamiento de la batería suele deberse a la sulfatación de las placas de la batería de plomo-ácido.

La función ofrecida para el reacondicionamiento de baterías se enfoca en la pérdida de capacidad y rendimiento debido a la sulfatación de las placas. El término "sulfatación" se refiere a una elevada concentración de cristales de sulfato de plomo no conductores en la superficie de las placas negativas, lo que reduce la superficie activa disponible y, por lo tanto, el rendimiento general de la batería.

Placa negativa con una cantidad normal de sulfato de plomo en la parte superior y una gran concentración de sulfato de plomo en la parte inferior
Placa negativa con una cantidad normal de sulfato de plomo en la parte superior y una gran concentración de sulfato de plomo en la parte inferior

La razón principal de la sulfatación de las placas es la estratificación del ácido con diferentes densidades, que fundamentalmente es causada por ciclos de descarga profundos o por baterías parcialmente cargadas. 

Sin embargo, esto sólo ocurre en baterías inundadas (SLI o EFB). En las baterías de tecnología AGM el ácido no está libre, sino que se absorbe en el Separador de Fibra de Vidrio. Esto evita la aparición de estratificación ácida y, por lo tanto, la pérdida de rendimiento debido a la sulfatación. 

Fotografía microscópica del Separador de Fibra de Vidrio que absorbe el ácido en las baterías AGM.
Fotografía microscópica del Separador de Fibra de Vidrio que absorbe el ácido en las baterías AGM.

Otros beneficios de las baterías con tecnología avanzada AGM son una mayor vida útil, una mejor aceptación de carga y una descarga profunda de hasta el 80%, por lo que suelen ser la opción escogida para vehículos modernos y de alto nivel de equipamiento.

Por lo general, el reacondicionamiento de las baterías inundadas funciona con una sobrecarga controlada de la batería para aumentar la reacción química. Es fundamental leer atentamente y seguir las instrucciones para el manejo seguro que aparecen en las baterías y en el manual del cargador.

Estado de carga de la batería
Estado de carga de la batería

Como la sulfatación en las baterías AGM no ocurre prácticamente nunca, no es necesario reacondicionar la batería. Si una batería AGM muestra una pérdida significativa de rendimiento, será por otros motivos que no se puedan resolver con un reacondicionamiento, y que requieren un chequeo más detallado por parte del taller.

Cabe destacar que, en casos en los que se instalan baterías convencionales (SLI) en vehículos con sistema Start-Stop, la batería puede fallar bastante pronto debido a la sulfatación. Esta es la razón por la que se deben instalar tecnologías avanzadas como AGM o EFB en los vehículos con Start-Stop. Si tienes dudas sobre qué tecnología de batería es la más adecuada para un determinado vehículo, consulta gratuitamente el buscador de baterías del VARTA Partner Portal, cuya base de datos abarca el 99,6% del parque automovilístico actual.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña