Electromecánica | Qué ocurre cuando el nivel de aceite de transmisión del vehículo es bajo

Total España explica las causas y consecuencias más frecuentes de la falta de lubricación en el sistema.

Qué ocurre cuando el nivel de aceite de transmisión del vehículo es bajo
La falta de lubricación en el sistema de transmisión dificulta el cambio de marchas

La lubricación del sistema de transmisión del vehículo debe ser correcta, de forma que se reduzca la fricción de sus componentes y se protejan los materiales contra el desgaste y la corrosión. Asimismo, en las transmisiones automáticas, una lubricación adecuada ayuda a mantener una presión adecuada en el circuito, lo que permitirá que los cambios de velocidades se produzcan de una forma suave y precisa.

Sin embargo, en ocasiones, el nivel de lubricante de la transmisión baja, siendo la causa más frecuente la existencia de una fuga de aceite, como ha advertido Total España, agregando que estas suelen derivar de alguna junta defectuosa, de la fisura de la carcasa de transmisión o, en caso de tenerlo, el tapón de drenaje puede estar flojo o mal apretado.

Muchos conductores acuden al taller al detectar gotas o manchas de aceite debajo de la transmisión. En el caso de los sistemas de transmisión manual, el lubricante presenta un color ocre o marrón claro muy similar al aceite del motor, mientras que en las automáticas, suelen tener un tono rojo intenso, aunque dependiendo del fabricante puede ser también azul, verde, etc. En todo caso, al comprobar el estado del fluido, si el aceite de la transmisión tiene un color muy oscuro o casi negro, esto es un indicativo de que puede existir un problema.

Un bajo nivel de lubricante provoca una menor refrigeración de los componentes, lo que genera un aumento de la temperatura de funcionamiento. Asimismo, el conductor puede detectar en las transmisiones manuales que se dificulta el cambio de marcha. Esta falta de lubricación también conlleva un desgaste excesivo de los sincronizadores, que puede causar que alguna marcha se desengrane. En los coches de transmisión automática, este bajo nivel ocasionará un retraso en el cambio de velocidades, pues no cuenta con la presión de aceite necesaria.

Los ruidos de traqueteo o un golpeteo rítmico mientras alguna marcha está engranada, son indicativo de la existencia de un problema con el convertidor de par debido a un bajo nivel de aceite.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña