Electromecánica | Las críticas a las patentes de Nokia ponen en riesgo los sistemas de navegación en automóviles

Valeo y Continental critican que la firma finlandesa no está realizando prácticas justas con sus patentes.

Continental y Valeo han criticado malas prácticas por parte de Nokia
Continental y Valeo han criticado malas prácticas por parte de Nokia

Las patentes de Nokia en los sistemas de telecomunicación de los vehículos continúan en tela de juicio tras las quejas emitidas por Valeo y Continental respecto a la concesión de licencias, que se unen a las críticas que han vertido también algunos fabricantes de vehículos. Los elementos de telecomunicaciones desarrollados por la firma finlandesa son clave para los sistemas de navegación que incorporan algunos modelos de automóvil.

Así, Valeo y Continental han sido los últimos en sumarse a la petición que los grupos Daimler y Bury Technologies hicieron a la Comisión Europea para que investigara las patentes de Nokia, una queja que ya ha llegado a las autoridades reguladoras antimonopolio de la Unión Europea.

Por su parte, Continental ha señalado en un comunicado que “Nokia no está ejerciendo prácticas justas respeto a la concesión de licencias de sus patentes”, mientras que Daimler pide una aclaración sobre cómo se deben licenciar las patentes para los estándares de telecomunicaciones en la industria de automoción.

Fuentes de Nokia han explicado que mantienen conversaciones con los fabricantes de automóviles desde 2015 para el desarrollo de los elementos de navegación que se incorporarán en los talleres a los vehículos en el futuro. La empresa finlandesa, que fue una de las grandes líderes en dispositivos de telefonía antes de la llegada de los smartphones, tiene en las patentes su gran fuente de ingresos en la actualidad. Así, según informa Xataca, la compañía espera ingresar tres euros por cada teléfono que se comercialice con tecnología 5G.

Los motivos del desacuerdo respecto a las patentes en automoción no han trascendido a los medios de comunicación. Lo que sí está claro es su valor económico, dado el peso cada vez mayor del vehículo conectado y la importancia creciente que tendrán los elementos de navegación en los coches del futuro, más aún cuando algunos de ellos serán obligatorios en Europa a partir de 2022.

Lo más / Electromecánica

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña