Electromecánica | Paso a paso para la comprobación de holguras del doble volante amortiguador

En un nuevo webinar técnico, Valeo explica un método sencillo para verificar si el DMF está dentro de las cotas permitidas.

Comprobando la holgura en el balanceo vertical
Comprobando la holgura en el balanceo vertical

El doble volante amortiguador (DMF) o volante bimasa es fruto de la evolución del volante tradicional monomasa que se convierte en un elemento amortiguador que absorbe las vibraciones generadas por la combustión del motor.

En un nuevo boletín técnico en formato webinar de Valeo que trata sobre este componente fundamental, el técnico Miguel Piñeiro señala que estas vibraciones se han visto aumentadas debido a la escalada de par y potencia que han sufrido los motores en los últimos años. De ahí que el doble volante amortiguador permita un funcionamiento más refinado del motor a la vez que un confort mucho mayor en marcha.

Para que esto sea posible, existen dos masas superpuestas unidas entre sí por un elemento elástico, que puede ser un sistema de dobles muelles curvos, un conjunto amortiguador de largo recorrido o un sistema de péndulos. Las dos masas también se encuentran unidas por un rodamiento guía, que es el que marca la posición entre una masa respecto de la otra.

Teniendo en cuenta los elementos que forman el doble volante amortiguador, se identifican dos tipos de holgura: el balanceo vertical, que es la distancia que recorre una masa respecto de la otra en el eje vertical, y el ángulo de giro libre de una masa respecto de la otra. Ambas se pueden medir con un calibre o con un transportador de ángulos.

Cómo medir correctamente las holguras

En el balanceo vertical, hay que ejercer presión sobre dos puntos alternos del doble volante amortiguador buscando el balanceo máximo. Por su parte, la comprobación del giro libre de la masa secundaria se realiza girando esta en sentido contrario a las agujas del reloj, y tomando como referencia el bulón del plato de presión del embrague, marcamos uno de los dientes de la corona de arranque.

A continuación se gira la masa secundaria en sentido del reloj, hasta que se note la resistencia en el otro extremo, y se marca el diente con rotulador.

Para obtener el valor, se calcula el ángulo resultante entre los dos dientes con un transportador de ángulos o contando el número de dientes que hay entre las dos marcas. Luego se compara con la holgura permitida del DVA.

Lo más / Electromecánica

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña