Chapa y pintura | El impacto del color del coche en la siniestralidad

Los coches con mayor riesgo de sufrir accidentes son los marrones y negros, según la Universidad de Auckland.

Los coches oscuros reflejan menos la luz y se ven peor por otros conductores
Los coches oscuros reflejan menos la luz y se ven peor por otros conductores

El color de un automóvil no es sólo una cuestión de gusto o de imagen. También tiene una relación directa con los accidentes de tráfico, según un estudio de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) citado por Tiempo Seguro.

El estudio mide la probabilidad de accidente en tanto por ciento, resultante de comparar la cifra de accidentes reales con una encuesta a conductores sobre su experiencia en accidentes.

Según los investigadores, los coches con mayor riesgo de sufrir accidentes son los de color marrón (con un 70% de probabilidad), negro (66%) y verde (60%), debido a que no reflejan tanto la luz, ya sea la del sol o la de las farolas, lo que los hace menos visibles para el resto de conductores.

En contra del tópico de la mayor siniestralidad de los coches rojos, el estudio neozelandés apunta que estos vehículos, junto a los grises y los plateados, son los que menos accidentes padecen: un 23%, un 20% y un 13%, respectivamente. 

En una franja intermedia se situarían los coches de color blanco, que tienen una probabilidad de accidente del 33%; los azules (el 30%) y los amarillos (el 26%). 

La investigación de la Universidad de Auckland, realizada sobre accidentes ocurridos en ciudades de Estados Unidos, Europa y otras zonas del mundo, concluye que la atención del conductor no se centra en el color del vehículo que circula en sentido contrario, sino en el reflejo de la pintura. 

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña