Reparación | Los talleres ilegales en León se duplican en dos años

La región posee 200 establecimientos de este tipo donde se da empleo al 10% del sector.

Los empresarios reclaman ofrecer facilidades para poder denunciar los negocios clandestinos
Los empresarios reclaman ofrecer facilidades para poder denunciar los negocios clandestinos

En la provincia de León los talleres de reparación tienen empleadas a 3.000 personas. Sin embargo, los centros de reparación ilegales también ofrecen trabajo a un elevado número de personas, unas 300, según la Asociación de Talleres de Reparación de la mencionada región.

La patronal asegura que en tan solo dos años se ha duplicado el número de negocios pirata, llegando actualmente hasta los 200, tal y como publica el Diario de León.

“Los hay que son ilegales totalmente y también los que trabajan en el sector y por las tardes lo hacen en locales o en sus cocheras”, indica el portavoz de la asociación, Ramón Marinelli, que afirma que las reparaciones llevadas a cabo en dichos establecimientos no cumplen con las medidas de seguridad y suponen un riesgo para la seguridad vial.

Asimismo, Marinelli apunta que pese a que la Administración tiene muchos de estos negocios localizados “debería actuar de oficio” y añade que es fácil seguir la pista a estos mecánicos que no están dados de alta en el IAE.

Además, explica que en las tiendas de recambios y los centros de descontaminación los tienen perfectamente identificados, ya que, en algunos casos, son sus principales clientes “y aunque deberían hacer facturas no las hacen; es un verdadero círculo vicioso”.

Por ello, los empresarios reclaman ofrecer facilidades para poder denunciar los negocios clandestinos, ya que desde la organización aseguran que actualmente la carga de trabajo los negocios regulados es baja y la mayor parte de las reparaciones que se realizan son las denominadas conflictivas, es decir, aquellas en las que se emplean muchas horas para detectar dónde está la avería, aunque después tan sólo se pueda facturar el 10% del trabajo realizado.

Con la crisis económica, Marinelli explica que los talleres ilegales florecieron y “aunque la economía haya mejorado, no hay repunte, porque las costumbres han cambiado y el que comenzó a acudir a los talleres ilegales continúa haciéndolo”.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña