Reparación | No sustituir el filtro de combustible puede costar hasta 4.000 euros de avería

Es una operación que viene reflejada en el libro de mantenimiento del coche, es barata, pues cuesta entre 15 y 90 euros, y puede evitar una avería de los inyectores, según Euromaster.

La avería de los inyectores es el principal fallo que puede asociarse al combustible
La avería de los inyectores es el principal fallo que puede asociarse al combustible

No cambiar el filtro de combustible del automóvil en los mantenimientos recomendados por el fabricante, operación que cuesta entre 15 y 90 euros, puede provocar una avería en los inyectores de hasta 4.000 euros, asegura Euromaster, especialista en el cuidado y mantenimiento integral del vehículo.

Su sustitución, como señala la cadena de talleres, depende de lo que muestre el libro del fabricante para cada modelo, pudiendo oscilar entre los 30.000 y los 50.000 kilómetros. Y es una operación sencilla y económica.

Por tanto, la avería de los inyectores es el principal fallo que puede asociarse al combustible, toda vez que desde Euromaster se descarta una avería por tener el depósito casi vacío, por los famosos posos que se forman y que pueden afectar al motor, debido al propio movimiento del coche.

Combustible envejecido

Por otra parte, si el vehículo no se mueve, el combustible envejece y es aconsejable circular y llenar el depósito. Además, si el coche va a estar parado, mejor que lo haga lleno.

Asimismo, la red de talleres también aconseja fijarse en el octanaje más adecuado, de 95 o 98, para los automóviles de gasolina, ya que el número de octano no es sinónimo de mayor calidad, sino de capacidad de compresión, de modo que no hay razón para no echar 95 si es, efectivamente, el necesario. De lo contrario, hay una pérdida de prestaciones que se puede traducir en menos rendimiento y kilometraje que lo acaba pagando la cartera.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña