Reparación | Euromaster recomienda cambiar el aceite antes de salir de vacaciones para evitar averías mayores

La operación cuesta alrededor de 70 euros y media hora, si solo se sustituye el lubricante, y unos 180 y hora y media si se añade el cambio de filtros, que es lo más recomendable.

En caso de que se encienda cualquier luz de avería en la instrumentación es inminente parar
En caso de que se encienda cualquier luz de avería en la instrumentación es inminente parar

Apenas se tarda un minuto en abrir el capó y revisar el nivel de aceite del vehículo antes de emprender un largo viaje. Es un pequeño gesto que, sin embargo, puede librarnos del enorme gasto que costaría reparar la avería que podría causarnos. Si fuese necesario cambiarlo, basta con media hora de taller y 70 euros. Por el contrario, no hacerlo puede dar al traste con las vacaciones, ya que un deficiente mantenimiento puede conllevar roturas de motor muy costosas para el conductor, según Euromaster, especialista en el cuidado y mantenimiento integral del vehículo. Por ejemplo, solo la avería en el turbo del coche puede elevar la factura hasta los 2.000 euros.

Por tanto, se hace obligado el paso por boxes para purificar la sangre del motor: cambiar el aceite. Su cambio es una operación económica, incluso si se opta por la revisión de todos los filtros, ya que en este caso el importe de la operación no supera los 180 euros y solo requiere hora y media de tiempo en el taller, incluyendo el reseteo electrónico, tan necesario hoy en día.

Vacaciones tranquilas

Todo ello hace inexcusable la visita al taller, especialmente ante una nueva operación salida con motivo del cambio de mes y el inicio de las vacaciones de agosto. De hecho, y en conjunto del verano, la Dirección General de Tráfico (DGT) calcula que habrá 91,1 millones de desplazamientos, cifra en línea con la registrada en 2019.

Quienes no hayan acudido al taller a realizar la sencilla y económica labor de cambiar el aceite, corren el riesgo de que, al ponerse en marcha en algún momento de las vacaciones, salte el aviso en rojo. De producirse, hay que parar inmediatamente, pues basta circular unos pocos cientos de metros para romper el motor.

Ante la posible tentación de algún conductor a proceder al cambio del aceite por su cuenta y riesgo en lugar de acudir al taller, Euromaster advierte que el lubricante es uno de los residuos más tóxicos y que existe todo un procedimiento en los centros de reparación que, obviamente, el usuario final no tiene conocimientos ni medios para llevar a cabo.

A todo ello se suma que, una vez hecho el cambio, hay que resetear la centralita para que el vehículo “sepa” que los niveles son los correctos; de lo contrario, puede transmitir información errónea al conductor, razón de más para desechar la idea del “hágalo usted mismo”.

Lo más

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña