Reparación | La realidad aumentada y la inteligencia artificial ayudarán a los profesionales del taller

General Motors, Tesla y Bosch ya han comenzado a dar los primeros pasos en esta dirección.

Connected Repair conecta las diferentes áreas del taller con el equipamiento del automóvil
Connected Repair conecta las diferentes áreas del taller con el equipamiento del automóvil

Las nuevas tecnologías se van incorporando poco a poco a la rutina de los establecimientos del sector para ayudar en los procesos de reparación y mantenimiento de vehículos eléctricos y conectados.

Realidad aumentada, inteligencia artificial, conexión a internet en todas las áreas y equipos de última generación para diagnosis son algunos de los ejemplos que se podrán ir viendo en los talleres, según publica Motor y Racing. Con ello, se generará un importante volumen de datos, que permitirá diagnosticar problemas y prevenir averías.

Algunas marcas, como General Motors, ya han querido dar los primeros pasos en esta dirección y hace un tiempo explicó su system prognostic, un sistema de sensores que hace que el propio coche prediga las averías.

Así, batería, motor de arranque y bomba de combustible suministran datos por los sensores ubicados en estos tres puntos y son enviados a los servidores de GM. De esta forma, gracias a una serie de algoritmos se analiza y determina si existe algún daño en el coche. En ese momento, se envía un mensaje para solucionar el problema en el taller.

No obstante, la firma ha desarrollado este sistema para introducir la autorrevisión como un servicio de los coches del futuro.

Por su lado, Tesla ha diseñado un sistema de actualizaciones a distancia que permite diagnosticar casi todos los posibles fallos que tenga el coche, pudiendo solucionar algunos de ellos y concertar una cita con el servicio técnico más cercano para los que deben ser resueltos in situ.

Asimismo, esta aplicación pone en marcha el concepto de técnico a domicilio, en los casos que se requiera una reparación y no exista la posibilidad de ir al taller, si se trata de reparaciones menores.

Bosch también ha ideado soluciones telemáticas que envían datos sobre el estado del coche a al departamento de IT de la firma para analizar el problema que exista. Así, en el caso de las flotas de vehículos se busca evitar problemas y reducir el tiempo de inactividad de los coches.

Por lo que respecta a la realidad aumentada, esta compañía prevé desarollar que con la cámara de una tablet o unas gafas inteligentes se puedan recibir imágenes reales, así como información adicional relacionada con cada coche, así como manuales o diagramas de circuitos, objetos tridimensionales o vídeos que ayuden a reparar los vehículos.

De momento, la marca alemana posee Connected Repair que conecta las diferentes áreas del taller con todo el equipamiento del automóvil, llevando a cabo el diagnóstico de las averías que se produzcan.

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña