Reparación | Un motor limpio previene de fallos en el vehículo

El exceso de suciedad provoca que muchos de los componentes se sobrecalienten

Se deben revisar fijaciones y piezas que afectan, por ejemplo, al rendimiento del motor
La limpieza del motor es un proceso que los clientes ignoran

La limpieza del bloque motor es uno de los procesos en los que los talleres inciden sobre su importancia y que los usuarios más suelen ignorar. Además del mantenimiento, los técnicos repasan la limpieza de los elementos bajo el capó para evitar averías futuras.

En este sentido, el polvo y las grasas adheridas afectan de forma significativa a la temperatura provocando recalentamientos que afectan a largo plazo a los componentes del vehículo que están en contacto con el bloque motor, explican desde Ro-Des.

Por ejemplo, en el radiador, la suciedad provocará fallos en el sistema de refrigeración que puedes causar graves problemas en carretera. Los restos en el condensador de aire acondicionado aumentará la temperatura en el interior del vehículo inutilizando el sistema. Por su parte, el polvo mezclado con el aceite o las grasas desprendidas por el motor pueden dañar seriamente a elementos como los manguitos de agua o el cableado del sistema eléctrico.

La limpieza del bloque motor la debe realizar un profesional, ya que cuenta con los utensilios necesarios para llevarla a cabo sin eliminar por completo los componentes indispensables para el correcto funcionamiento del vehículo, como grasas y aceites lubricantes.

Desde Ro-Des recomiendan limpiar el motor cada dos años siempre que su uso se limite a la ciudad y anualmente si se circula por caminos no asfaltados de forma habitual.

Cursos de Academia Infotaller

Lo más

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña