Reparación | Las luces, motivo del 24% de los defectos graves registrados en las ITV

Lámparas fundidas o falta de homologación, los fallos más frecuentes.

Los profesionales deben comprobar si las luces están bien reguladas y si su intensidad es correcta
Debe comprobarse si las luces están bien reguladas y si su intensidad es correcta

Las luces del coche son objeto de rigurosa atención en las ITV. Tanto el color como la intensidad, el número o la posición están regulados y se analizan en las inspecciones de ITV. Pero eso no significa que todos los conductores las lleven en perfecto estado. De hecho, según Madrid ITV, el alumbrado y la señalización son el apartado donde se encuentran más defectos graves en las ITV: el 24,1%. Estos son sus defectos más habituales, a los que tiene que estar especialmente atento el profesional que realiza la pre-ITV:

  • Luces de posición. Se emplean para indican la posición del coche cuando está inmovilizado. Son dos delanteras blancas y dos traseras rojas, con la posibilidad de que el coche monte luces laterales de color naranja. A la hora de pasar la ITV, se considera defecto grave si fallan todas las luces delanteras y traseras, si hay más o menos luces de las estipuladas, si no están homologadas, si el color es incorrecto o si los pilotos están sueltos. Si sólo falla una bombilla delantera o trasera, se considera defecto leve.
  • Luces de cruce y de carretera. De color blanco y situadas en la parte delentera, son obligatorias por ley. Se considera defecto grave que no funcionen alguna o ninguna de las luces de cruce o de las largas, que no estén homologadas, que estén mal colocadas o tengan un número incorrecto. También es grave llevar un color no reglamentario o que estén mal fijadas.
  • Luces intermitentes y de emergencia. Al pasar la ITV, es defecto grave llevar más o menos luces de las permitidas, que no tengan el color naranja correcto, que no se enciendan, que no estén homologadas o que al activarlas se encienda otra luz diferente. 
  • Luces de freno. Dos o tres luces de color rojo ubicadas en la parte trasera. La tercera luz de freno, a pesar de tener la misma función, es opcional. Si no se enciende ninguna, es un defecto grave; si no se enciende alguna es defecto leve. También son graves que sean de otro color, que el número no sea el estipulado, que no estén homologadas o que no se enciendan al mismo tiempo que el resto. 
  • Luces de matrícula. De color blanco, sirven para iluminar la matrícula trasera. Es defecto grave que tengan un color incorrecto, no estén homologadas, su número sea incorrecto o falte algún piloto.
  • Luces de marcha atrás. También blancas y situadas en la parte posterior. Un color o número incorrecto, falta de homologación o carencia de algún piloto son defectos graves.
    En caso de que el vehículo lleve dos luces, si falla una será defecto leve.
  • Luces antiniebla. Las delanteras, blancas o amarillas, son opcionales. Las traseras, rojas, son obligatorias. Son defectos graves no cumplir las normas de homologación, número o color incorrecto, o que no se encienda ninguna de las traseras. 
  • Luces diurnas. Se ubican en la parte frontal del vehículo y son obligatorias para todos los vehículos fabricados en la Unión Europea desde agosto de 2012. Es un defecto grave en la ITV no llevar el número correcto, el color reglamentario, que tengan una mala ubicación o que se enciendan cuando no corresponde. 
  • Luces reflectantes. Los catadrióticos (blancos los delanteros, rojos los traseros y naranjas los laterales) pasan la misma revisión que el resto de luces.  

Cursos de Academia Infotaller

Comentar | comentarios

Cerrar

Inicia sesión con email

He olvidado mi contraseña